A un día de que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) dijera que observaba un mercado laboral “fortalecido”, el número de estadounidenses que presentaron nuevas solicitudes de subsidios por desempleo subió más de lo previsto.

No obstante, la tendencia subyacente sigue apuntando a una fortaleza sostenida en el mercado laboral.

Lee también: Precios del petróleo se acercan a sus mínimos en tres meses

Los pedidos iniciales de beneficios estatales por desempleo subieron en 14,000 a una cifra desestacionalizada de 266,000 en la semana que terminó el 23 de julio, divulgó este jueves el Departamento del Trabajo. Analistas estimaban que estos pedidos aumentaran a 260,000 en la última semana.

Pese a esto, la cifra se coloca por debajo de la barrera de los 300,000 –umbral asociado con un mercado laboral saludable– por 73 semanas consecutivas, la racha más larga desde 1973.

La Fed señaló que las nóminas no agrícolas y otras mediciones apuntan a cierto “incremento en la utilización laboral en los últimos meses”.

Te recomendamos: La economía se contrae en el 2º trimestre: ¿recesión o moderación?

 

Siguientes artículos

Bolsas de México y EU inician con pérdidas por precios del petróleo
Por

Al arrancar la jornada, la BMV retrocedió 124.76 puntos y el IPC se colocaba en 46,686.43 unidades; mientras que la mayo...