El ejecutivo de la nación estadounidense sugirió al primer ministro británico  reflexionar  antes de abandonar la Unión Europea, pese a las  evaluaciones que no favorecen al bloque.  

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, intervino el lunes en el delicado debate de Gran Bretaña sobre su pertenencia en la Unión Europea, al decirle al primer ministro David Cameron que debería “reparar” los lazos de su país con el bloque antes de tomar acciones para abandonarlo.

En declaraciones durante una conferencia de prensa conjunta en la Casa Blanca, Obama complació a los asesores de Cameron al apoyar su estrategia en torno a la UE en momentos en que el líder británico encara una fuerte oposición sobre el tema dentro de su gobernante Partido Conservador, lo cual pone en peligro sus esperanzas de reelección en el 2015.

Cameron busca unificar a su partido respecto al debate sobre Europa, un tema que ayudó a la salida de la ex primera ministra conservadora Margaret Thatcher e impulsó al poder a su sucesor John Major, otro conservador.

En su declaración más firme hasta el momento sobre el asunto, Obama dijo que estaba de acuerdo con la evaluación de Cameron de que el proyecto de la UE presentaba fallas que deben ser abordadas, y respaldó el plan del primer ministro de intentar reformar el bloque de 27 naciones antes de dejar que los británicos voten sobre si permanecer o no en la unión.

“Diré esto, que el punto base de David de que probablemente quiera ver si se puede reparar lo que está roto en una relación muy importante antes de ponerle fin, tiene algo de sentido para mí”, dijo Obama.

“Yo al menos estaría interesando en ver si estas reformas tienen éxito o no antes de emitir un veredicto final”, sostuvo.

La incursión de Obama en el divisivo debate británico ofrece a Cameron un impulso en momentos en que su liderazgo se encuentra bajo una creciente presión de un poderoso grupo de su propio partido y de un grupo político emergente que rechaza la membresía en la Unión Europea.

 

Superestado

 

Los llamados “euroescépticos” al interior del Partido Conservador consideran que la Unión Europea es opresiva, que interviene en los asuntos domésticos y que se ha convertido en un “superestado” que amenaza la soberanía británica y aplica una excesiva carga regulatoria sobre sus corporaciones.

Cameron está de acuerdo, pero busca una reforma.

En momentos en que la zona euro busca una mayor integración, el primer ministro sostiene que es correcto que Gran Bretaña examine su membresía para dejarla en su estado inicial, cuando se plegó solamente a un pacto regional de libre comercio.

Sin embargo, la posibilidad de un retiro británico de Europa después de 40 años ha remecido a numerosos líderes empresariales, que temen que la separación de Reino Unido de su mayor socio comercial perjudique gravemente su frágil economía.

Enfrentado al prospecto de que muchos de sus socios conservadores en el Parlamento voten para censurar su Gobierno por no aplicar una ley que prepararía un referendo, la posición de Cameron ha comenzado a debilitarse, al tiempo que dos de sus ministros han expresado posturas mucho más escépticas.

El espacio para maniobrar de Cameron es limitado porque sus socios menores de la coalición, los Liberales Demócratas que favorecen la pertenencia a la UE, rechazan el referéndum.

Y además, el oportuno espaldarazo de Obama a Cameron tiene matices.

Básicamente, dejó en claro que pensaba que los intereses de Gran Bretaña y de Estados Unidos se verían mejor beneficiados mediante un estrecho lazo con la Unión Europea.

“Creemos que nuestra capacidad de asociarnos con un Reino Unido activo, robusto y abierto, y que está comprometido con el mundo, es de enorme importancia para nuestros propios intereses, además de para el mundo”, expresó Obama.

“Creo que la participación de Gran Bretaña en la Unión Europea es una expresión de su influencia y de su rol en el mundo”, indicó.

 

Siguientes artículos

Vuelve la calma a los mercados tras resultados históricos
Por

Luego de que el viernes se anotaran resultados particularmente favorables en Wall Street, las acciones recuperaron la ca...