El silencio del ex presidente Barack Obama durante la turbulenta presidencia de Donald Trump ha sido casi ensordecedor. “Obama ha permanecido en silencio en gran medida desde que dejó el cargo en 2017, optando por no respaldar a nadie en las primarias demócratas y solo ocasionalmente criticando a Trump”, informó Reuters oportunamente.

Ahora, ha recurrido a las redes sociales para emitir una declaración sobre los dos tiroteos masivos estadounidenses más recientes en El Paso, Texas, y Dayton, Ohio.

Entre otras consideraciones, el exmandatario fue duro afirmando que “hasta que todos nos levantemos e insistamos en responsabilizar a los funcionarios públicos por cambiar nuestras leyes sobre armas, estas tragedias seguirán ocurriendo”.

Asimismo añadió que “ninguna otra nación en la Tierra se acerca a experimentar la frecuencia de tiroteos masivos que vemos en los Estados Unidos. Ninguna otra nación desarrollada tolera los niveles de violencia armada que hacemos. Cada vez que esto sucede, se nos dice que las leyes más estrictas sobre armas no detendrán todos los asesinatos; que no evitarán que cada individuo trastornado obtenga un arma y dispare a personas inocentes en lugares públicos. Pero la evidencia muestra que pueden detener algunos asesinatos. Pueden salvar a algunas familias de la angustia. No estamos indefensos aquí”.

En este sentido, destacó los indicios que en el tiroteo de El Paso se siguió una tendencia peligrosa, “personas con problemas que adoptan ideologías racistas y se ven obligadas a actuar violentamente para preservar la supremacía blanca. Al igual que los seguidores de ISIS y otras organizaciones terroristas extranjeras, estos individuos pueden actuar solos, pero han sido radicalizados por los sitios web nacionalistas blancos que proliferan en Internet. Eso significa que tanto las agencias de aplicación de la ley como las plataformas de Internet deben idear mejores estrategias para reducir la influencia de estos grupos de odio”.

 

Por otra parte, añadió que “debemos enviar un llamado de atención y comportarnos con los valores de tolerancia y diversidad que deberían ser el sello distintivo de nuestra democracia. Deberíamos rechazar por completo el lenguaje que sale de la boca de cualquiera de nuestros líderes que alimenta un clima de miedo y odio o normaliza los sentimientos racistas; líderes que demonizan a aquellos que no se parecen a nosotros, o sugieren que otras personas, incluidos los inmigrantes, amenazan nuestra forma de vida, o se refieren a otras personas como infrahumanas, o implican que Estados Unidos pertenece a un cierto tipo de personas”.

Lee también: Atentado en Texas es un acto de terrorismo contra los mexicanos: Ebrard

 

Siguientes artículos

Este mexicano es el campeón mundial de Smash Bros Ultimate
Por

El torneo anual de juegos de pelea EVO se llevó a cabo durante el fin de semana, y por primera vez, Super Smash Bros.