El Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) anunció que las obras del  Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) continuarán hasta el 30 de noviembre, a la espera de recibir un anunció oficial de la cancelación del proyecto en Texcoco, o bien una orden para seguir con la construcción.

Así lo anunció Federico Patiño, director general del GACM, en conferencia de prensa, tras darse a conocer que en la consulta ciudadana se impuso la iniciativa que muda el proyecto a Santa Lucía y de que el presidente electo Andrés Manuel López Obrador ofreciera un mensaje ratificando que se cancelará el NAIM.

Lee también | Santa Lucía, mensaje grave a los mercados internacionales e inversionistas: CCE

“No hemos recibido ninguna documentación oficial para dejar de hacer lo que estamos haciendo”, por ello la obra seguirá hasta el 30 de noviembre, salvo que haya una orden en sentido contrario, indicó Patiño.

Asimismo, indicó que actualmente se tiene un avance global de la obra de 32.2% global, y que hasta la fecha se han desembolsado 60,000 millones de pesos para pagar a los contratistas.

Federico Patiño agregó que sobre el destino de las obras ya hechas se tendrá que esperar a lo que se defina de acuerdo con la ley en la materia: “no sabemos si se les dará uso a las instalaciones o deberán quitarse”.

En cuanto al financiamiento obtenido a través de las Afores, Patiño dijo que no corre ningún peligro.

“Definitivamente el financiamiento que obtuvimos de las Afores y otros fondos de pensiones por 36,000 mdp, tiene un rendimiento preferente y ellos participan del flujo que genera el actual aeropuerto, los dividendos que genera el actual aeropuerto un porcentaje va para la Fibra”, dijo el director general del GACM.

“De tal suerte que la Fibra continuará teniendo todos los derechos respectivos, hasta que logren los inversionistas recuperar su inversión y su rendimiento que establece el propio instrumento”, destacó Patiño.

De acuerdo con el directivo, esa inversión está garantizada por el flujo, ya que siempre habrá un aeropuerto en la Ciudad de México funcionando y serán los flujos de este aeropuerto, de acuerdo con el contrato celebrado con la propia Fibra para poder ver un horizonte de largo plazo.

La Fibra depende de los flujos que genera el actual aeropuerto y este aeropuerto continuara funcionando, destacó Patiño.

 

Siguientes artículos

Cancelación del NAIM retrasará aviación mexicana hasta 10 años: IATA
Por

También prevé una baja en el volumen de pasajeros de 20 millones por año a 2035 y una pérdida de 200,000 trabajos.