Por Russell Flannery

Hace no mucho, la industria textil encontró buena parte de su crecimiento en la ropa tradicional, como camisas de vestir y otras prendas para la oficina. En estos días los cambios en la forma en que se hace el calzado y la popularidad de la ropa deportiva han generado nuevas oportunidades.

Uno de los grandes ganadores de esos cambios es Shenzhou International, uno de los mayores exportadores de tejidos y prendas de vestir de China, y su presidente, Ma Jianrong. Ma, quien comenzó como obrero en una fábrica, tiene una fortuna estimada de 4,300 millones de dólares, lo que lo ubica como en el número 39 de los más ricos de China.

Shenzhou, que salió a bolsa en Hong Kong en 2005, se ha convertido discretamente en el mayor fabricante de ropa tejida en el mundo y formó parte de la lista Forbes de 50 empresas favoritas de Asia. Sus ventas en los primeros seis meses del año subieron más de 25% para superar los 1,000 millones de dólares.

PUBLICIDAD

Lee también: Las 40 marcas deportivas más valiosas de 2016.

La compañía se ha anotado porcentajes significativos de la proveeduría de las grandes marcas: 12% de Nike, 12% de Adidas, 14% de Uniqlo y 30% de Puma. En un informe de septiembre, Citibank predijo que esas cifras aumentarán entre tres y cinco puntos porcentuales en 2020. La estabilidad del negocio ha ayudado a que sus acciones repunten más de 40% en el último año.

Su incursión en el calzado se deriva del uso de tejidos en la parte superior de los zapatos, en lugar de cuero sintético. En el futuro, tales líneas continuarán “superando a las prendas de vestir en vista del gran nivel de desarrollo de nuevos productos y de la baja penetración del tejido superior en esta etapa”, dijo Citi, que reveló que tiene a Shenzhou International como cliente. La empresa es el mayor proveedor de textiles tejidos para Nike.

Ma, que tiene 52 años, trabajó duro para abrirse camino hasta el puesto máximo del departamento de tejido y entretejido de la compañía.

Las fortalezas de Shenzhou incluyen una amplia red de manufactura: además de China, la compañía ha invertido unos 300 mdd en Vietnam, lo que le permite aprovechar esa mano de obra relativamente barata.

 

Siguientes artículos

Review: Moto Z con Moto Mods, un teléfono ambicioso
Por

El primer teléfono modular de Motorola llega a donde otros no han podido: a integrar extensiones sin necesidad de engorr...