La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) recomendó al gobierno de Costa Rica la introducción de un sistema de Impuesto al Valor Agregado (IVA) más moderno, así como ampliar la base de bienes y servicios.

En un comunicado, el organismo internacional reconoció que el actual impuesto sobre las ventas no grava la mayoría de los servicios, “con lo que el sistema tributario costarricense no recauda una cantidad significativa y el impuesto introduce distorsiones que afectan al funcionamiento de la economía”.

Sobre el impuesto sobre la renta, la OCDE expuso que muchas empresas soportan tasas efectivas relativamente elevadas, lo que desincentiva la inversión nacional y extranjera directa en Costa Rica.

Puedes leer: Economía de El Salvador continuará estancada: Cepal

PUBLICIDAD

“Costa Rica debe analizar posibles vías para incrementarla y, al mismo tiempo, reducir las tasas”, agregó.

Ante este contexto, la OCDE señaló que es necesario que Costa Rica realice esfuerzos adicionales para alcanzar una sociedad más inclusiva.

“Aunque el sistema de seguridad social ha logrado reducir las desigualdades, las elevadas contribuciones hacen que todavía sea costoso contratar a trabajadores al tiempo que reducen los incentivos para que los empleados trabajen dentro del marco de la economía formal”, detalló.

La institución enfatizó en que uno de los desafíos en materia fiscal es la ausencia de intercambio de información entre la administración tributaria y los sistemas de seguridad social, que posibilita la evasión de impuestos.

Ante esta situación, el organismo ve como una prioridad el intercambio de información entre la seguridad social y la administración tributaria.

 

Siguientes artículos

Cambiar el mercado o el mercado a ti
Por

Si en mi ciudad la gente no está acostumbrada a pagar precios altos por coaching, conferencias o servicios de coaching ¿...