La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) recortó la previsión de crecimiento de la economía mexicana, de cara a los “considerables” riesgos que enfrentará en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la cual comenzaría en agosto próximo.

Además de eso, el organismo multinacional consideró que la ralentización que vive la economía de México desde el año pasado, cuando sólo creció 2%, se prolongará a 2017 y 2018, por lo que revisó cuatro décimas a la baja sus expectativas de crecimiento, dejándolas en 1.9% y 2%, respectivamente, respecto a lo previsto en noviembre pasado.

En su informe semestral de perspectivas publicado este miércoles, la OCDE destaca que la economía mexicana se caracteriza por ser muy abierta y estar profundamente integrada en las cadenas de suministro regionales.

Además señala que si bien hasta ahora la producción industrial, la inversión y las exportaciones no se han visto afectadas por la posibilidad de la renegociación del TLCAN u otras medidas proteccionistas – sin mencionar a Estados Unidos ni a su presidente Donald Trump–, pero advierte que “anuncios desfavorables en esas materias podrían repercutir negativamente”.

PUBLICIDAD

En el documento sobre la evolución económica reciente en México, la OCDE también indica que una menor recaudación fiscal, procedente de un crecimiento más débil, haría peligrar los planes de consolidación fiscal y requerir nuevos recortes del gasto público, lo que pesaría adicionalmente sobre el crecimiento.

Por otra parte, de acuerdo con el escenario de la OCDE, la inversión debería seguir en una tendencia muy similar este ejercicio (0.5%) antes de recuperarse de forma moderada el próximo (1.2%).

“Con el regreso gradual de la confianza, es de esperar que los planes de inversión que fueron aplazados por la reciente incertidumbre y turbulencia se reanuden, al tiempo que la fortaleza del sector manufacturero y la debilidad del peso deberían apoyar a las exportaciones. Sin embargo, la subida de la inflación y el endurecimiento de las condiciones crediticias lastrarán el gasto en consumo”, indica el texto.

El documento también advierte sobre menor gasto del consumidor, motor de crecimiento en los últimos dos años, mermado por la creciente inflación y endurecimiento de las condiciones crediticias.

Menciona que el consumo privado estará limitado por el repunte “temporal” de la inflación por la devaluación del peso y la liberalización de los precios de las gasolinas en enero de este año, lo que ha conducido a un endurecimiento de las condiciones monetarias -y consecuentemente las de crédito-, con un tipo de interés que está en el 6.75%, el nivel más elevado de los últimos ocho años.

El Banco de México incrementó la tasa de referencia en un total de 250 puntos básicos en 2016, y otros 100 puntos en lo que va de 2017.

La OCDE consideró que después del plan plurianual de consolidación fiscal puesto en marcha por el gobierno mexicano en 2013 para reducir el déficit presupuestario, hay un amplio margen para hacer el sistema fiscal más redistributivo.

“Medidas que reduzcan las oportunidades de evasión y elusión fiscal harían aflorar ingresos adicionales que podrían utilizarse para seguir reforzando el gasto social y eliminar la pobreza extrema”.

Aquí puedes checar los datos por país:

 

Siguientes artículos

trump
Mexicano movilizará a migrantes para exigir juicio a Trump
Por

El activista político hizo un llamado para conformar un frente común y frenar las políticas autoritarias del mandatario...