Un exabogado de Odebrecht, firma brasileña acusada de corrupción en 12 países, afirmó que en México tenían mucho interés en Emilio Lozoya Austin, exdirector de Pemex, porque pensaban que llegaría a ser presidente del país.

Rodrigo Tacla, trabajó en el Departamento de Operaciones Estructuradas de Odebrecht, unidad identificada como la responsable de dar sobornos millonarios a políticos en los países donde tiene operaciones.

“Odebrecht creía que el presidente de México iba a ser el exdirector general de la petrolera estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin. Y le gustaba esa idea. La constructora tenía mucho interés en Lozoya”, dijo al diario español El País.

El abogado fue entrevistado en España, donde permanece en libertad provisional acusado de soborno, lavado de dinero y pertenencia a organización criminal.

PUBLICIDAD

Lee también: Pemex cancela contrato millonario con Odebrecht

Tacla aceptó que Odebrecht daba los sobornos para ganar contratos gubernamentales.

“La constructora lo arreglaba todo pagando. Repartía comisiones al funcionario más bajo de la Administración y al jefe de Estado”, afirmó.

Asimismo, describió cómo era el mecanismo de la empresa brasileña para acercarse a los políticos, sin importar su tendencia ideológica.

“El primer contacto se establecía en la campaña electoral. Odebrecht corría con los gastos del marketing político de los candidatos. (…) La constructora sugería después las obras que se incluían en los planes de gobierno”, indicó.

“La constructora, en algunos casos, asesoraba a los países sobre cómo conseguir financiación a través de organismos como el Banco Mundial o el Banco Interamericano de Desarrollo (BID)”.

Tacla estimó que más de 1,000 funcionarios de todos los rangos fueron sobornador por la empresa de Marcelo Odebrecht, condenado ya a 19 años de cárcel en Brasil.

Entre ese millar de servidores públicos se encuentran presidentes y expresidentes latinoamericanos, como los peruanos Ollanta Humala, preso actualmente, y Alejandro Toledo, quien tiene en contra una orden de detención; los brasileños Michel Temer, Lula da Silva y Dilma Rousseff, el colombiano Juan Manuel Santos, el panameño Ricardo Martinelli y el salvadoreño Mauricio Funes.

En México, Odebrecht enfrenta varias investigaciones, pero ningún alto funcionario ha sido acusado de corrupción hasta el momento.

 

Siguientes artículos

Mexichem
Mexichem gana 67 mdd en el segundo trimestre
Por

Los ingresos de la compañía que dirige Antonio Carrillo fue de 1,463 mdd, 3% más que en el mismo ciclo de 2016.