Por Israel Pantaleón y Arturo Solís

El América tenía todo en contra cuando el árbitro marcó tiro de esquina la noche del 26 de mayo de 2016: dos goles encima, un jugador expulsado, el pasto mojado por la lluvia, menos de cinco minutos para empatar y la decepción de 100,000 aficionados que presenciaban como el equipo del empresario Emilio Azcárraga Jean perdía la final de la liga mexicana en el Estadio Azteca. 

Bastaron dos rebotes para que Aquivaldo Mosqueda anotara el primer gol. Entonces echaron toda la carne al asador. Consiguieron otro tiro de esquina. Con menos de un minuto de partido, el equipo vació su portería para el ataque. El empate llegó con un gol de cabeza de su arquero en lo que parecía la última jugada del encuentro. Tras una ronda de penales, el equipo azulcrema obtuvo su campeonato número 11. Incluso, Azcárraga Jean se quitó la playera en televisión nacional para celebrar, acto que provocó una lluvia de memes en redes sociales.

Detrás de esta anécdota, la historia del club América, que hoy celebra un centenario de vida, se ha compuesto de otras victorias, derrotas, controversias y una visión única para hacer negocios.

Para empezar está la inversión de sus principales activos: los jugadores. La plantilla del América tiene un valor de 45.1 millones de dólares (mdd), siendo el argentino Silvio Romero el más caro con una valía de 3.8 mdd, según el portal especializado Transfermark.

En el listado de los equipos más valiosos de América Latina de Forbes, las Águilas reportaron un valor de 179.9 mdd.

Puedes leer: Los 15 equipos de futbol más valiosos de América

Su principal patrocinador es la empresa china, Huawei, el tercer vendedor de smartphones del mundo, con quien llegó a un acuerdo de tres años por el que, según reportes de prensa, el pago anual será de 8.3 mdd. Un factor que va a potencializar a la escuadra es la remodelación del Estadio Azteca por un monto de 12 mdd.

Según el listado de Forbes, la remodelación impulsaría al equipo más allá de la quinta posición del ranking.

 

Lecciones azulcrema

Te presentamos algunas lecciones de negocios a partir de la experiencia del América. Jorge Badillo Nieto, catedrático de posgrados deportivos en la UVM y creador del blog Fusión Mercadotecnia Deporte, nos explica cómo aplicarlas en el management de las empresas.

 

1.Continuidad a los proyectos

El 10 de noviembre de 2011, la llegada del ex delantero mexicano, Ricardo Pelaez, al conjunto de Coapa inició una era de procesos deportivos basados en compromisos y resultados. Derivado de darle continuidad a Miguel Herrera y a Antonio Mohamed, el América obtuvo sus títulos 11 y 12, respectivamente.

Uno de sus aciertos fue poner dentro de su organigrama corporativo a Ricardo Peláez, pues tenía mucha experiencia en campo deportivo y la trasladó a la parte directiva.

«Peláez tiene muy buen tino en sus decisiones, tanto al contratar jugadores como a directores técnicos como Miguel Herrera y Antonio Mohamed».

El problema antes de Peláez fue la contratación de Michel Bauer como presidente de la escuadra, quien tenía buena fama como ejecutivo comercial en Televisa, pero carecía de la experiencia deportiva.

Es importante contar con un CEO de visión definida y un expertise  del mercado, que sepa concretamente a dónde quiere llevar a la empresa, y así obtener mejores resultados que reflejen la buena planeación.

 

2. Compras inteligentes

Los malos torneos y la falta de claridad en la planeación hicieron aprender al América una buena lección: elegir bien a los jugadores. Un ejemplo fue la compra de Christian Benítez y Oribe Peralta, ex jugadores del Santos Laguna. Ellos dieron frutos a la institución, pues lograron consolidarse con goles y títulos.

«Las buenas compras se han visto reflejadas evidentemente en la presentación de resultados. Los campeonatos son la prueba más fehaciente de que se han tenido decisiones acertadas en la parte deportiva».

En los noventa y 2000 el club no supo comprar jugadores, infló su cartera con hasta 80 jugadores, pero los tenía prestados, tanto nacionales como extranjeros, con las excepciones de las ‘águilas africanas’, el camerunés Francois Omam-Biyik y el zambiano Kalusha Bwalya.

Una compañía debe ser inteligente al momento de contratar al talento que necesita para obtener buenos resultados, ya que de no hacerlo podría incurrir en infructuosas experiencias y cambios constantes de personal.

 

3. Aprovecha la controversia

El América se ha caracterizado por la controversia que generan desde sus jugadores, ­-como Cuauhtémoc Blanco­- , directivos –Azcárraga Jean –y equipo creativo.

Un ejemplo claro es el lema “ódiame más”, que concentra toda  la polémica alrededor del equipo de Villacoapa.

«Es la que más aceptación ha tenido entre los aficionados y prevalecido más tiempo. Es una campaña y eslogan con la personalidad del equipo».

El analista reconoce que hay una comunicación negativa en la frase, pues pese ser llamativa y pegajosa se trata de una bandera institucional, pero el éxito es indudable.

Si por alguna razón tu compañía se vuelve polémica con el público, aprovecha la fidelidad de tus consumidores y posiciona a tu firma como una empresa, mientra sea congruente.

En el camino pueden ocurrir también situaciones desafortunadas, pues campañas como las del publicista Carlos Alazraki, que tenía por eslogan la frase Grande muy grande, llegó en mal momento pues el América andaba muy mal en la tabla general.

«La campaña resultaba incongruente en comparación con el momento deportivo que atravesaba el club».

Las firmas deben entender de la mejor manera cómo usar sus marcas a través de campañas publicitarias que permitan entrar a la mente del consumidor de forma positiva, incluso de forma indirecta, pues de no hacerlo, puede reflejarse en  la lealtad con la empresa, señala el especialista.

 

Siguientes artículos

Mexicanos ya no necesitarán visa para viajar a Canadá
Por

A partir del primero de diciembre el gobierno de Canadá revocara la visa para los mexicanos que quieran visitar el país,...