El grupo está en pleno proceso de reestructuración para reducir su ratio de deuda neta con recurso sobre Ebitda a menos de dos veces, el nivel que le exigen las agencias para conceder ‘grado de inversión’ a sus emisiones.

 

Reuters

PUBLICIDAD

El grupo OHL dio el lunes un nuevo paso para lograr una vital ampliación de capital por 1,000 millones de euros con los que reducir su endeudamiento gracias al visto bueno otorgado por la junta de accionistas para encargar al consejo fijar los términos y condiciones de la operación.

En la junta, dominada por Grupo Villar Mir con su participación del 59.6% del capital, apenas un 6% de los accionistas minoritarios presentes votaron en contra, y algunos de ellos manifestaron públicamente su disconformidad con una operación que, desde que fue anunciada, ha contribuido al descenso del 30% en el valor.

“Con la ampliación de capital que anunciamos hoy va a iniciarse la etapa más próspera de Obrascón (…) Vamos a ser un emblema de desendeudamiento en el sector de la construcción”, declaró el presidente del grupo, Juan Miguel Villar Mir.

El grupo ha encargado a cuatro bancos (JP Morgan, BAML, Societé Generale y UBS) la colocación y el aseguramiento de la operación, que será efectivo una vez se fije el precio y las condiciones definitivas.

“Tenemos de ellos una especie de aseguramiento previo, pero el acuerdo formal de aseguramiento lo tenemos que hacer en función de con qué valor vamos a emitir cada acción”, agregó.

OHL destinará la mayoría de los fondos de la ampliación a repagar deuda (incluidas algunas de emisiones de bonos) en 650 mde y destinará los 350 mde restantes a financiar crecimiento.

El grupo está en pleno proceso de reestructuración para reducir su ratio de deuda neta con recurso sobre Ebitda a menos de dos veces, el nivel que le exigen las agencias para conceder ‘grado de inversión’ a sus emisiones.

Aunque no dio detalles sobre el precio de la operación, Villar Mir sí adelantó que se realizará a un precio “parecido, quizá un poco más bajo” que el de mercado.

La colocación se lanzará previsiblemente en septiembre, agregó.

Pese a que algunos analistas señalaban esta opción como probable, OHL no prevé reducir su dividendo, que permite al Grupo Villar Mir financiar su abultada deuda superior a los 2,000 mde, ni realizar importantes desinversiones más allá de las conocidas (residencias de tercera edad) y unos 200 mde en activos que no especificó.

 

Siguientes artículos

5 salvavidas del gobierno para llenar el boquete presupuestal
Por

Durante los primeros siete meses del año, los recursos tributarios provenientes de IEPS a gasolinas y diesel, así como d...