La constructora española OHL contempla la venta de cinco de las siete autopistas que tiene en operación en México, esto como parte de su estrategia para enfocarse como promotor y constructor de infraestructuras, y no como operador.

Al presentar su plan a dos años para reducir deuda y reimpulsar el negocio de construcción, la firma ibérica analiza vender autopistas ya construidas y maduras en México, donde contempla desinversiones totales o parciales, con el objetivo de obtener recursos para realizar nuevos proyectos.

“México es un nuevo principal mercado y queremos seguir creciendo”, aseguró Juan Osuna, el consejero delegado de OHL Concesiones, durante su intervención en la presentación del nuevo plan estratégico del grupo.

OHL ha sido acusada en el país por realizar prácticas irregulares, luego de que en mayo de 2015 se hicieran públicas conversaciones telefónicas entre directivos para incrementar los peajes en el Viaducto Bicentenario, una vía rápida que conecta la Ciudad de México con el Estado de México; así como otra conversación con funcionarios para recibir información sobre licitaciones carreteras antes de que se hicieran públicos los concursos.

PUBLICIDAD

Las ventas se articularán a través de OHL México, la filial en la que controla el 56% del capital y en la que cuenta como socio con el fondo IFM. El consejero delegado del grupo, Tomás García Madrid, dijo que mantendrá el control de la filial OHL México.

Se prevé que OHL México reinvierta los recursos que obtenga con las eventuales ventas en la ejecución de nuevos proyectos, tal como enmarca la nueva estrategia del grupo español.

La venta de estos activos maduros y no estratégicos, tanto en México como España, es una ampliación del programa de desinversiones que OHL lanzó en julio del año pasado, con el que busca reducir su deuda y reimpulsar su negocio de construcción.

OHL prevé seguir creciendo en Latinoamérica, sobre todo en Colombia y Perú –donde actualmente construye importantes autopistas–, y prevé incursionar concesiones en Estados Unidos y Canadá.

OHL México inició su actividad en el país en 2002, y según información de la propia empresa su portafolio de activos incluye siete concesiones de autopistas de peaje, cinco de ellas en operación y dos en construcción, además de participar con el 49% en la compañía concesionaria del Aeropuerto Internacional de Toluca.

Sus infraestructuras carreteras se localizan en las zonas urbanas con mayor tráfico de vehículos en el Distrito Federal, el Estado de México y el Estado de Puebla, entidades que, en conjunto reúnen el 27% de la población nacional.

Te puede interesar: OHL consigue contrato millonario en Estados Unidos

 

Siguientes artículos

Migración de modelos e industrias de offline a online
Por

En AL cada vez más empresas combinan su estrategia offline con un canal online, al tiempo que los emprendimientos nativo...