La filial mexicana tomó la decisión de no separar al director Jurídico, pero sí aislarlo de todos los procesos judiciales correspondientes.

 

OHL México comenzó una investigación contra los autores de la campaña de desprestigio con la que se atacó  a la filial mexicana, indicó la compañía.

PUBLICIDAD

En un comunicado a la Bolsa Mexicana de Valores, la empresa tomó la decisión de no separar al director Jurídico, pero sí aislarlo de todos los procesos judiciales correspondientes.

Asimismo, reiteró que derivado del escándalo de corrupción en el que se ha visto la empresa, se mantendrá la investigación a cargo de una consultoría externa.

La empresa insiste en que las grabaciones divulgadas han sido manipuladas y forman parte de una campaña de desprestigio en su contra.

Sin embargo, en mayo OHL México aceptó la renuncia de Pablo Wallentin, uno de los ejecutivos que puede escucharse en las grabaciones supuestamente discutiendo sobornos, entre otros.

“El Consejo también quiere poner de manifiesto que si bien hasta la fecha el informe emitido por EY, hecho público, ha puesto de manifiesto que OHL México ha honrado debidamente todas sus obligaciones contractuales, la ley y sus contratos, pero que, en caso de que llegase a descubrirse algún incumplimiento ético por parte de algún empleado, éste sería cesado de inmediato, de conformidad con el principio de tolerancia cero con la corrupción”, explicó la empresa.

La semana pasada, se dieron a conocer nuevas grabaciones de llamadas telefónicas entre Pablo Wallentin, exdirector de Relaciones Institucionales de la empresa y Gerardo Fernández, director Jurídico sugieren que OHL pagaba sobornos a magistrados.

Los audios, difundidos en YouTube, refieren el pago a jueces y los mecanismos para efectuarlos sin que se registre en la contabilidad.

 

Siguientes artículos

Google
Google aumenta controles de privacidad para usuarios
Por

El buscador habilitó My Account, un sitio de internet que proporcionará comprobaciones de privacidad y seguridad, o list...