La ONU condenó este lunes los últimos ataques a civiles en Ucrania por parte de Rusia, incluyendo la matanza de 52 personas en la localidad de Groza, y denunció que los civiles y las infraestructuras civiles “están bajo fuego constante”, algo que Rusia siguió negando con el argumento de que solo tiene objetivos militares.

La jefa de Asuntos Políticos de Naciones Unidas, Rosemary DiCarlo, repasó en una reunión del Consejo de Seguridad la situación en Ucrania y transmitió preocupación por los civiles, pero también los crecientes ataques de Rusia contra infraestructuras de alimentación y energía.

El ataque con un misil en Groza de la semana pasada, dijo, fue “uno de los más mortíferos contra civiles” desde que empezó la invasión rusa de Ucrania y dijo que los expertos de la ONU han identificado a 35 de las personas fallecidas: 19 mujeres, 15 hombres y un niño.

Señaló que la localización del ataque, donde había una tienda y una cafetería, era “de carácter civil”, y también el lugar con “edificios de apartamentos” en la ciudad de Járkov donde menos de 24 horas cayó otro misil y murieron una mujer y un niño, su nieto.

Los ataques “se suman a una cifra insoportable de muertes civiles” como resultado de la guerra de Rusia contra Ucrania, que a fecha del 5 de octubre se situaba en 9,806 personas, incluyendo 560 niños, según el recuento verificado de la oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos, citado por DiCarlo.

“Las cifras reales son probablemente y considerablemente más altas, y seguirán subiendo si siguen estos patrones. De hecho, en las últimas semanas, los civiles y las infraestructuras civiles en toda Ucrania han estado bajo un fuego constante”, sentenció.

Te recomendamos: AMLO urge asamblea con la ONU sobre conflicto israelí

Rusia niega ataques a civiles

La diplomática expresó también su preocupación por los ataques rusos a infraestructuras alimentarias, y que sumadas a la retirada de Rusia de la iniciativa del Mar Negro “no solo destruyen los medios de vida de los ucranianos sino que afectan a millones de personas con inseguridad alimentaria en todo el mundo”.

La mayoría de los miembros del Consejo se solidarizaron con Ucrania, incluida China, cuyo representante reconoció el “fuerte” impacto civil del ataque en Groza, llamó a la cooperación de las partes para “aliviar la crisis humanitaria en Ucrania”, y dijo temer un “creciente desbordamiento” del conflicto.

Rusia, en su línea, se centró en arremeter contra lo que considera sentimientos “antirusos” o “rusófobos” por parte de los países de Occidente e insistió en que “Rusia no está bombardeando objetos civiles ni tiene por objetivo civiles”, sino que usa “armas de alta precisión usadas solo para destruir la capacidad militar” de Ucrania.

Sobre la matanza en Groza, el embajador ruso, Vasili Nebenzia, dijo que en el momento del bombardeo “había un funeral para un nacionalista ucraniano de alto rango” al que asistían “cómplices”, y prueba de ello, sostuvo, es que la “mayoría de los cuerpos eran de hombres aptos para reclutamiento”.

El representante de Ucrania, Sergiy Kyslytsya, aseguró que eran “civiles y residentes locales que habían acudido a presentar sus respetos a un soldado ucraniano caído”, y que en el ataque han muerto todos sus familiares: su esposa, hijo, abuelos y suegra; casi todas las familias del pueblo han perdido a alguien.

Con información de EFE.

¿Te gusta informarte por Google News? Sigue nuestro Showcase para tener las mejores historias

 

Siguientes artículos

EU riqueza ingresos
Concentración de la riqueza e ingresos en EU retoma su aumento tras la pandemia
Por

Los estadounidenses más ricos están saliendo de la pandemia con una proporción de riqueza e ingresos nuevamente al alza....