Reuters.- Naciones Unidas llamó este martes a Estados Unidos a dejar de detener a familias de migrantes irregulares y de separar a los niños de sus familias en la frontera del sur del país y advirtió que eso va en contra de la ley.

“Estados Unidos debe detener inmediatamente esta práctica de separar familias y debe dejar de criminalizar lo que como mucho debería ser un delito administrativo, de ingreso o permanencia irregular en Estados Unidos”, dijo a la prensa la portavoz del área de derechos humanos de Naciones Unidas, Ravina Shamdasani.

La mayoría de las personas que cruzan la frontera del sur de Estados Unidos provienen de Guatemala, Honduras y El Salvador, donde la violencia rampante les daría el derecho a protección internacional, dijo el portavoz de la agencia de refugiados de la ONU, William Spindler. “La detención debería ser el último recurso”, agregó

PUBLICIDAD
 

Siguientes artículos

Nadie está por encima de la ley: Casa Blanca
Por

La Casa Blanca reaccionó a la polémica desatada a raíz de la mención del presidente Trump de un posible autoperdón, aseg...