La directora ejecutiva adjunta de ONU Mujeres, Sarah Hendriks, cree que es necesario regular la Inteligencia Artificial (IA) para prevenir actos de violencia contra la mujer, y aseguró que la organización está trabajando en un departamento dedicado al control de esta herramienta. 

“Sabemos que la Inteligencia Artificial puede abrir caminos, pero también que se ha usado para elaborar pornografía falsa o para rastrear y acosar a mujeres”, especificó Hendriks en una entrevista con EFE, tras ser preguntada por las amenazas que podría tener la IA en la vida diaria de la mujer. 

La ejecutiva canadiense contó que la ONU está discutiendo con sus Estados miembros sobre el potencial de una nueva entidad dedicada a la IA, que establezca “mejores marcos normativos” sobre el uso de esta tecnología, y recordó a este respecto que incluso las propias empresas tecnológicas pidieron a la ONU “ser reguladas”. 

En este sentido, la organización tiene como referencia al Gobierno de Australia, que cuenta con una comisionada especialista en seguridad online: “Tener una persona dedicada a esto ayuda a que el gobierno pueda regular de manera adecuada para proteger a sus ciudadanos, especialmente a las mujeres, de la violencia sexual y de género en el mundo de Internet”.

Estas declaraciones se produjeron en el marco de la publicación del nuevo informe de ONU Mujeres, ´What Counts?´ (¿Qué es lo que cuenta?), que analiza la cantidad de dinero que se destinó desde gobiernos y organizaciones mundiales a la prevención de la violencia de género en países con ingresos bajos o medios.

Lee más: Con la IA será necesario verificar qué es real, advierte la activista Chelsea Manning

ONU Mujeres aboga por regulaciones a la IA para evitar la violencia de género

El estudio indaga en la necesidad de invertir en políticas de prevención contra la violencia machista, pues “es mucho mejor evitarla que lidiar con los efectos horribles que tiene en la vida de mujeres y niñas”, según Hendriks. 

De acuerdo al informe, se estima que, entre 2018 y 2023 los Gobiernos bilaterales (en el marco de la Ayuda Oficial al Desarrollo) y organizaciones mundiales como la propia ONU, el Banco Mundial o la Unión Europea, han invertido en la prevención contra la violencia machista alrededor de 410 millones de dólares al año.

ONU Mujeres califica esta financiación como “insuficiente” si se tiene como objetivo elaborar “programas y políticas de prevención de alta calidad basados en pruebas que repercutan en poblaciones enteras”. 

Además, el estudio señala que los países del Caribe, Oriente Medio y el Norte de África fueron los que menos financiación recibieron en este ámbito, a pesar del contexto de conflicto, desplazamiento de refugiados e inestabilidad política al que se enfrentan. 

Precisamente, Sarah Hendriks ha hecho hincapié en que las crisis económicas, los conflictos bélicos y el cambio climático “agravan los retos de la violencia de género,”, y ha asegurado que, actualmente, “hay 614 millones de mujeres y niñas en el mundo que viven en una zona en conflicto”. 

Vivir en la pobreza, tener una discapacidad o ser una mujer negra o indígena son otros factores que aumentan el riesgo de sufrir este tipo de violencia, según Hendriks.

El informe ha sido elaborado por las organizaciones The Accelerator for GBV Prevention y The Equality Institute con motivo del Día Mundial contra la Violencia de Género, que tiene lugar el 25 de noviembre.

Con información de EFE.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

 

Siguientes artículos

cáncer de mama-triple negativo
IA china ayuda a detectar el cáncer de páncreas en una fase temprana
Por

La plataforma de IA, llamada PANDA, es un sistema de aprendizaje profundo que puede identificar características patológi...