Nicaragua entró en paro nacional este 24 de mayo en protesta contra el presidente Daniel Ortega, debido a que la oposición le exige la liberación de los presos políticos y el respeto a los derechos humanos.

Gasolineras, bancos y centros comerciales amanecieron cerrados, ante esto el gobierno amenazó con tomar medidas contra los negocios que se sumaran al paro nacional de actividades.

“Todas las personas involucradas en el intento fallido de golpe de Estado, deberán comprometerse a la no repetición”, mencionó el Gobierno en una ampliación de su programa “Para consolidar estabilidad y paz en Nicaragua”.

A casi un año del paro sucedido el 14 de junio de 2018, la oposición demandó la detención contra la represión de los nicaragüenses y el repudio por el asesinato de 150 ciudadanos.

Esta situación ha progresado desde que Daniel Ortega regresó a la presidencia en 2007, debido a que los asesinatos ascienden a más de 325 asesinatos, de acuerdo al último conteo  de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La demolición de la institucionalidad, la destrucción de los pilares democráticos y el acortamiento de los derechos civiles y constitucionales de los ciudadanos son problemas que viven los nicaragüenses, que están en constante opresión.

Puedes leer: Maduro ordena una ‘inversión inmediata’ en Huawei

 

Siguientes artículos

detinos tendencia
Hay polémica por nuevo aeropuerto ubicado cerca de Machu Picchu
Por

El aeropuerto de Chinchero genera controversia debido a que se localizará muy cerca de Machu Picchu.