Los inversores en valor, sobre todo asiáticos, están aprovechando cada baja pronunciada para comprar de forma masiva y venden en menor medida cuando sube.

 

Mes con mes en este espacio damos seguimiento a dos indicadores exclusivos y originales de la Nueva Escuela de Austríaca de Economía, para el oro y la plata: la Base y la Cobase. Esto porque son dos medidores de la abundancia y/o “escasez” que se presentan en el mercado. Dado que ambos metales –en particular el oro– son atesorados por el valor que le atribuyen las personas, siempre hay existencias disponibles sobre la faz de la Tierra. De manera que cuando llega a presentarse una insuficiencia de oferta es señal de que algo no anda bien.

La condición normal es que los dos mercados estén en “contango”, o sea, que los precios de contratos de futuros sean más altos que el actual precio al contado (spot). La Base es la diferencia entre el precio futuro y el mencionado “spot”, por lo debe ser positiva. Lo opuesto aplica para la Cobase: es la diferencia entre el precio al contado y el de futuros, por lo que en general está en terreno negativo. Si sucede que el precio spot sea más alto que el futuro más próximo, estaremos en “backwardation”.

PUBLICIDAD

En suma: cuando la curva se invierte y tenemos base negativa y cobase positiva, existe backwardation, indicativa de una fuerte demanda física del metal de que se trate. Por eso quien los quiera entregados hoy, deberá pagar un sobreprecio que hace que la cotización con entrega futura sea más barata.

Entendido lo anterior, debemos recordar que los últimos meses, la dupla de metales preciosos monetarios ha oscilado entre contango y backwardation, o lo que es lo mismo, entre abundancia de existencias físicas fluyendo al mercado y escasez. Esta última ocurre sobre todo cuando los precios caen, pues los tenedores de metal fino se resisten a desprenderse de sus tesoros a bajas cotizaciones.

Durante enero, tanto el contrato de oro con entrega en febrero (que ahora ya está expirando) y el de la plata con entrega en marzo, se movieron hacia contango –como se aprecia en los gráficos al cruzar la Cobase a terreno negativo. Sin embargo, durante los últimos días de la semana pasada, las cobases de ambos metales comenzaron a avanzar hasta cruzarse con las bases (círculos amarillos), por lo que los dos podrían regresar a backwardation muy pronto –en el caso del oro ahora en el contrato de abril que aparece en líneas discontinuas– (sigue después del gráfico).

Base y cobase febrero 2015

 

Lo que esto significa es que las cotizaciones podrían venirse abajo, pues como se ha señalado, la tendencia de la backwardation es a aparecer cuando los precios caen. Ahora bien, aquí hemos reiterado que la sola aparición de la escasez de metales preciosos monetarios es una anormalidad. Los inversores en valor, sobre todo asiáticos, están aprovechando cada baja pronunciada para comprar de forma masiva y venden en menor medida cuando sube. Dicho de otro modo, no están especulando con el metal físico, sino que lo hacen como protección contra el eventual colapso del sistema monetario. Esas manos fuertes se están “acabando” el metal disponible, pues con esta tendencia, llegaremos al momento extremo en que este tipo de inversores tengan tanto oro y plata en su poder que no podrán conseguirse casi a ningún precio.

La aseveración anterior es muy grave, porque implica una reacción en cadena mundial de impagos. Un gran colapso. Cabe recordar que hay más de estos metales en el papel de lo que es posible entregar materialmente, debido a los derivados y al sistema de reserva fraccionaria con que trabajan los Bancos de Lingotes (Bullion Banks).

A propósito, la Asociación del Mercado de Lingotes de Londres (LBMA por sus siglas en inglés), anunció en diciembre que dejaría de publicar a partir de febrero 2015 las tasas GOFO (Gold Forward Offered Rates). Estos tipos al tornarse negativos –como ocurrió en meses recientes, son una forma análoga a la Base y Cobase de medir la escasez de oro. Parece que la LBMA quiere con esto hacer como si no pasara nada y ocultar que el oro y la plata se están escondiendo de la circulación, poco a poco.

La Base y Cobase quedarán solas como fuentes confiables de medición de abundancia-escasez en el mercado. Inteligencia Financiera Global será la única fuente en español para tal efecto. Manténgase pendiente de la información.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @memobarba

Facebook: Inteligencia Financiera Global

Blog: Inteligencia Financiera Global

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Esfuerzos entre países para combatir el lavado de dinero
Por

Uno de los esfuerzos que se realizan hoy entre los países para combatir el lavado de dinero es el Grupo de Acción Financ...