Aunque Floyd Mayweather es el favorito entre los apostadores, las marcas se sienten más cómodas relacionándose con el carismático Manny Pacquiao.

 

Por Kurt Badenhausen

PUBLICIDAD

Faltan sólo unos días para la superpelea entre Floyd Mayweather y Manny Pacquiao, y los peleadores están en la recta final de su entrenamiento. Mayweather sigue siendo el favorito en Las Vegas; las apuestas están alrededor de 2 a 1. Pero fuera del ring, Pacquiao es la opción más clara para las empresas.

El congresista filipino y ocho veces campeón del mundo ha firmado varios contratos en los últimos seis meses, incluidos los que suscribió con los gigantes corporativos Nike y Nestlé, que reportan a Pacquiao al menos 5 millones de dólares en total. Su oponente en el cuadrilátero el 2 de mayo nada ganará en patrocinios.

Pacquiao se convirtió en un favorito del marketing a finales de la década del 2000, cuando se volvió una estrella del pago por evento al hilar 15 victorias consecutivas, por lo general de manera emocionante. Sus patrocinadores incluyen a Nike, Hennessy, Hewlett-Packard, Wonderful Pistachios, Sony, Monster Energy, San Miguel Beer y más. Pero sus patrocinios se esfumaron casi por completo después de las derrotas consecutivas en 2012 frente a Timothy Bradley y Juan Manuel Márquez.

Tres victorias consecutivas de Pacquiao y la pelea frente a Mayweather finalmente marcaron su regreso al lucrativo mundo de los patrocinios. Empezó en noviembre con una campaña para celebrar la “Semana de la grandeza” en Foot Locker. El spot televisivo ha sido visto cerca de cuatro millones de veces en YouTube. Foot Locker firmó de nuevo con Pacquiao en 2015 y lanzará más anuncios antes de la pelea con Mayweather.

Butterfinger, propiedad de Nestlé, presentó también una campaña de publicidad digital este mes con Pacquiao para su marca Butterfinger Cups. Lucía McKelvey, de la firma Top Rank, quien maneja el marketing de Pacquiao en Estados Unidos, dice que Manny encaja de manera natural con la intención de Butterfinger de disputarse el liderato con el líder de la categoría, Peanut Butter Cup de Reese. La personalidad juguetona de Pacquiao funciona muy bien para la marca de dulces.

Wonderful Pistachio es otro de los patrocinadores de Pacquiao. La marca se asoció con el peleador por primera vez en 2012, antes de abandonar su asociación. Los dos están juntos de nuevo justo cuando la compañía planea una importante compra de tiempo publicitario en televisión.

Nike dará a conocer una línea de ropa Pacquiao esta semana con sudaderas y camisetas en un acuerdo firmado antes del anuncio de la pelea con Mayweather. Estará disponible exclusivamente en Foot Locker, tiendas Nike.com y Nike en la costa oeste de Estados Unidos, donde la base de fans estadounidenses de Pacquiao es más grande. Las regalías de Pacquiao en la línea de ropa y sus patrocinios en Filipinas impulsarán sus ingresos por patrocinios de los últimos 12 meses a más de 5 mdd.

Mayweather porta su falta de patrocinios casi como un símbolo de valor. Eso le permite no tener deuda alguna con ninguna empresa, y dice que preferiría tener una participación accionaria en caso de involucrarse en algún acuerdo. También lleva a cuestas múltiples cargos de violencia doméstica, así como una sentencia de prisión de tres meses en 2012, en un acuerdo con la fiscalía por cargos de ataque y acoso. Mayweather fue el deportista mejor pagado del mundo entre junio de 2013 y junio 2014, con 105 mdd en ganancias, pero no gana un solo centavo en patrocinios.

Mayweather rompió relaciones con el promotor Top Rank en 2006, y ha apostado por él mismo desde entonces. Él copromueve todas sus peleas y sabe que hacer que la gente compre la pelea en pago por evento es una de sus principales fuentes de ingresos. Mayweather no tiene patrocinadores personales, pero compañías como AT&T, Corona y Valvoline han patrocinado y comercializado sus combates, aumentando el número de suscripciones a pago por evento. Mayweather ha ganado por lo menos 25 mdd en cada una de sus últimas 10 peleas.

Mayweather se llevará la mayor parte de la taquilla (en una proporción 60/40) en la pelea del 2 de mayo, y ambos boxeadores podrían ganar más de 100 millones cuando todas las fuentes de ingresos sean contabilizadas. Los ingresos por patrocinios para la pelea alcanzaron una cifra récord de 12 millones con Tecate –propiedad de Heineken– pagando 5.6 mdd en el centro del ring. Pero entre los combatientes Pacquiao es la opción más clara para los anunciantes. McKelvey está examinando otras ofertas para Pacquiao antes de la muy esperada pelea. “Si Manny gana, las cosas podrían volverse realmente locas. La mayoría de las empresas tiene sus reservas en lo que respecta al boxeo, pero Manny Pacquiao les encanta”, dice.

 

Siguientes artículos

Crisis de pensiones amenaza a 80 millones de latinoamericanos
Por

Para 2050, entre 63 y 83 millones de personas podrían no recibir una pensión adecuada en ausencia de reformas y de esfue...