Los países dependientes de materias primas serán superados por naciones que tengan una economía más diversa, anunció la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO) y la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).

El reporte que arrojó estas conclusiones se tituló Commodities and Development Report 2017, y en él se manifiesta que los precios mundiales de estos productos, alimentarios y no alimentarios sin tomar en cuenta el petróleo, volverán a tener el mismo alcance del 2010.

Los países que obtienen ingresos no han buscado otras maneras de cambiar su política económica, y siguen dependiendo de las materias primas. Se cree que los precios tendrán un pequeño crecimiento hasta el 2030, pero en ese año finalizará el programa Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Desde el 2003 hasta el 2011, los precios de este tipo de manufactura alcanzaron su esplendor, ya que existió mucho ingreso por exportación y aumentaron las tasas económicas. Sin embargo, hoy esta alza ha ido disminuyendo desde que los precios mundiales se estabilizaron en un nivel más bajo.

PUBLICIDAD

Puedes leer: El mundo está perdiendo ante el cambio climático: Macron

Las medidas que se necesitan tomar para contrarrestar estos efectos, es la inversión de capital humano, protección social, y políticas redistributivas, y así se logre la transformación estructural y mejoras de las perspectivas económicas y sociales.

La diversificación económica, la ampliación de los vínculos entre el sector de los productos básicos y la economía nacional, la adopción de políticas de gasto para la constitución de reservas durante periodos de precios altos y utilizarlas durante los períodos de bajada de precios, la generación de valor añadido en las materias primas y la inversión en protección social, salud y educación son algunas de las propuestas que dicta el informe para un crecimiento inclusivo para los próximos 15 años.

El informe contiene un listado de algunos países productores y sus respectivos productos básicos, así como también una seria de recomendaciones hacia estas naciones para apoyar la política económica y los éstos son:

Argentina y el Brasil con la Soja, Bangladesh con el arroz, Botswana y Sierra Leona con los diamantes, Burkina Faso con el algodón el café y en Costa Rica con el habano, en Ghana con cacao, Indonesia y el níquel, Malí con el sorgo, Nigeria y su petróleo y el cobre en Zambia.

Si se llevan a cabo estas medidas es posible alcanzar los objetivos que persigue la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

 

Siguientes artículos

Copa Airlines inaugura nuevo vuelo hacia Denver
Por

Copa Airlines actualmente opera un promedio de 350 vuelos diarios, en 75 destinos en 31 países en Norte, Centro, Suramér...