Los legisladores y dirigentes del PAN, PRI y PRD aseguraron que no aprobarán la licencia para que Samuel García deje su cargo como gobernador de Nuevo León y busque la candidatura presidencial por Movimiento Ciudadano (MC), pues señalaron el mandatario local utiliza “el aparato del Estado” para perseguirlos políticamente con el fin de beneficiar a Morena.

En una conferencia desde Nuevo León, el dirigente del PRI, Alejandro Moreno, explicó que ya acordaron con los legisladores locales de la oposición no darle el permiso al mandatario y le pidió al nuevoleonés que “se ponga a trabajar”.

Lee también: AMLO niega que haya endeudamiento en su presupuesto para 2024

“Hemos platicado los dirigentes nacionales y todos que si él presenta la solicitud de licencia, el voto de los diputados va a ser en contra. Para que no se haga la víctima después de que no queremos que compita, no, que se ponga jalar, que se ponga a trabajar y va a quedar evidenciado que se utiliza el aparato del Estado para amedrentar a los legisladores, es para hacerle el servicio a Morena”, dijo el priista.

Para que Samuel García deje su cargo como gobernador es necesario que el Congreso local le otorgue el permiso con al menos 22 votos a favor; el PAN y el PRI tienen 29 legisladores; Morena, 2, y MC, 11, es decir, no le alcanzan los votos al mandatario local.

A su vez, el dirigente del PAN, Marko Cortés, le exigió a Samuel García no dividir el voto opositor para beneficiar al partido del presidente Andrés Manuel López Obrador y que mejor “dé resultados en Nuevo León”.

En esta conferencia, los diputados locales del PAN y del PRI acusaron a Samuel García de persecución política por diversas cuestiones, como estar en contra del aumento de las tarifas del agua y por señalarle una mala gestión ante la crisis del aire.

“Este ha sido un año de ser perseguidos políticos, acosados por el gobernador, de ser intimidados, de recibir mensajes de chantaje, de ser amenazados todos los días. (…) Ese es el nuevo Nuevo León, el del chantaje, de las amenazas y de la extorsión. Su gestión es de la amenaza, del chantaje, no de la buena política. (…) El objetivo de Samuel García es destruir a la oposición”, aseguró la diputada local Lorena de la Garza Venecia.

Los dirigentes del PAN, PRI y PRD aseguraron que esta persecución política que hace Samuel García en contra de los legisladores locales es para hacerle “el trabajo sucio” al presidente López Obrador y señalaron que lo denunciarán ante tribunales federales y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

¿Te gusta informarte por Google News? Sigue nuestro Showcase para tener las mejores historias

 

Siguientes artículos

AMLO niega que haya endeudamiento en su presupuesto para 2024
Por

La oposición ha acusado de 'irresponsable' el proyecto de presupuesto que presentó el viernes pasado al Congreso la Secr...