Por Luisa Kroll

Una de las filtraciones de datos más grandes del mundo, llamada Panama Papers, está arrojando luz sobre el mundo del financiamiento en altamar, un recurso frecuentemente usado por muchos de los más ricos y poderosos de todo el mundo. Una fuente anónima filtró los documentos a Süddeutsche Zeitung, un periódico de investigación en Alemania, que luego compartió la información con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación.

Después de una investigación de un año, el ICIJ y 100 medios asociados de todo el mundo, comenzaron a publicar una serie de artículos sobre la base de los Panama Papers, que implicó la filtración de 11.5 millones de archivos, incluyendo correos electrónicos, facturas y registros bancarios. La fuga proviene de Mossack Fonseca, un bufete de abogados en Panamá que presuntamente es una de las más grandes creadoras de empresas fantasma del mundo. De acuerdo con ICIJ, los archivos abarcan décadas, de 1977 a diciembre de 2015, e incluyen detalles sobre 214,000 entidades offshore con enlaces a 140 políticos, incluido el presidente de Argentina, el primer ministro de Islandia y el rey de Arabia Saudita. También cuenta con detalles de al menos 33 personas y compañías en la lista negra de Estados Unidos, entre ellos narcotraficantes mexicanos y organizaciones terroristas.

Mossack Fonseca hizo pública su respuesta al informe del ICIJ, indicando que como agente registrado simplemente ayuda a sus clientes a incorporar a sus empresas y que el bufete de abogados se desempeña con la debida diligencia, “que en todos los casos cumple y muy a menudo supera todas las normas, reglamentos y estándares locales a las que nosotros y otros están obligados”.

PUBLICIDAD

Algo de lo que se habla actualmente hace referencias a personalidades que Forbes ha seguido por mucho tiempo. De hecho, el informe del ICIJ sostiene que incluye información sobre “29 multimillonarios entre los 500 más ricos de la lista Forbes”, así como la estrella de cine Jackie Chan, a quien Forbes perfiló, y la estrella de fútbol Lionel Messi, que ocupa el cuarto lugar en la lista de atletas mejor pagados Forbes de 2015. Muchos de los 29 billionaires aún tienen que ser identificados, pero Forbes realizó una revisión preliminar de los documentos y encontró referencias a una serie de ellos, los nombres no resultarán demasiado sorprendentes para los lectores de nuestra revista.

A continuación presentamos un resumen, hasta ahora incompleto, de billionaires y ex billionaires mencionados en las historias de los Panama Papers o tienen vínculos con las entidades mencionadas. Los documentos reales que se filtraron aún no han sido puestos a disposición del público. Forbes ha hecho una solicitud para ver los documentos relacionados con los 29 billionaires. Forbes también ha buscado a los billionaires mencionados en busca de un comentario, e iremos actualizando esta nota con cualquier respuesta.

 

Dmitry Rybolovlev

Durante años muchas fuentes sugirieron que el multimillonario ruso Dmitry Rybolovlev usaba vehículos offshore para ocultar bienes a su ex esposa Elena. Ella lo demandó en 2012, diciendo que el apartamento de 88 millones de dólares en Manhattan que el multimillonario compró a su hija de 22 años, a través de un vehículo offshore, era una estratagema para ocultar bienes en su divorcio. Ahora los detalles del rol que jugaron los vehículos offshore en el divorcio aparentemente han sido filtrados. Los documentos, de acuerdo con ICIJ, muestran cómo Rybolovlev usa vehículos offshore para ocultar su riqueza. Ni Dimitri ni Elena Rybolovlev han querido hacer comentarios al ICIJ.

 

Bidzina Ivanishvli

Ivanishvili, que vive en un complejo de 10,000 metros cuadrados en las montañas con vista a Tbilisi, fue elegido primer ministro de Georgia en octubre de 2012. Trece meses más tarde se retiró, después de que su partido ganó las elecciones presidenciales, diciendo que había cumplido su tarea. Por mucho la persona más rica de Georgia, hizo su dinero en Rusia y se mudó de vuelta a casa en 2003. Según las filtraciones, la Agencia de Investigación Financiera de las Islas Vírgenes Británicas pidió a Mossack Fonseca información acerca de la propiedad y actividades de Lynden Management en 2011. Su oficina en Singapur confirmó que era beneficiario de un fideicomiso creado por Credit Suisse. Dos años más tarde, según el ICIJ, Mossack Fonseca identificó a Ivanishvili como “Persona políticamente expuesta” y pidió a su oficina en Singapur documentos que acreditran la identidad del Ivanishvili y la fuente de los fondos para Lynder Management. Singapur, según el informe de ICIJ, no ha podido obtener información y posteriormente preguntó si Credit Suisse podría manejar la debida diligencia. Una empresa suiza que representa a Ivanishvili aparentemente respondió al ICIJ y dijo que estaba dispuesto a ser transparente sobre su uso de compañías offshore y que los bancos como Credit Suisse regularmente proponen usarlas.

 

Boris y Arkady Rotenberg, Suleiman Kerimov y Alexei Mordashov

Gracias a los documentos de Mossack Fonseca filtrados, la prensa descubrió que el músico Sergey Roldugin, un viejo amigo de Vladimir Putin, había fundado compañías offshore que probablemente recibieron dinero de empresas cercanas a los cuatro multimillonarios enumerados anteriormente, así como de otros empresarios rusos.

El ahijado de Putin, Kirill Shamalov, a quien Forbes incluyó en su lista de multimillonarios este año, también fue mencionado. Al parecer Ozon, una empresa rusa que consiguió préstamos favorables de la compañía de Roldugin, compró el terreno que se convirtió en Igora, el complejo hotelero de esquí de montaña y sede de la boda de Shamalov y Katerina Tikhonova, según Reuters.

 

Petro Poroshenko, presidente de Ucrania

De acuerdo con el análisis de ICIJ, el presidente de Ucrania se convirtió en el único accionista de Primer Asset Partners Limited, que Mossack Fonseca creó para él en las Islas Vírgenes Británicas en agosto de 2014. Ésa fue justo la época de los ataques más sangrientos de Rusia sobre Ucrania. De acuerdo con uno de los documentos, mientras que él estaba luchando contra Rusia, el ahora ex billionaire, que era conocido como el rey de chocolate de Ucrania por su exitoso negocio de confitería, buscaba una copia de una factura de un servicio público para fundar una empresa offshore. Sus representantes aparentemente respondieron a las acusaciones, diciendo que era parte de una reestructuración para ayudar a vender su negocio de dulces. La oficina del Fiscal General de Ucrania dice que no investigará a las empresas offshore de Poroshenko ya que no tiene poder para investigar sobre todo porque parece que no cometió delito alguno.

 

Actualización 1

Un medio rumano, Rumania Insider, ha publicado un informe que dice que Mossack Fonseca fundó una compañía en Chipre para el multimillonario y magnate de los diamantes israelí Beny Steinmetz, quien la utilizó para tomar control de la refinería Rafo Onesti en 2006. La fuente del informe fue el Proyecto Rise, un equipo de investigación rumano que ha estado trabajando con ICIJ para leer e interpretar los Panama Papers.

 

Actualización 2

Una historia de The Guardian reporta los vínculos de dos de los billionaires más connotados de Hong Kong: Thomas Kwok, que ya está en la cárcel, condenado por soborno en 2014, y Li Ka-shing, el multimillonario más rico de la ciudad. Al parecer hubo una discusión interna en Mossack Fonseca –la cual quedó registrada en varios correos electrónicos– acerca de si debía informar a las autoridades de delitos financieros en las Islas Vírgenes Británicas sobre Sun Hung Kai Properties, de Thomas Kwok, el mayor promotor inmobiliario de Asia, debido a su intento de cerrar una empresa fantasma controlada por un ejecutivo distinto. Dicho ejecutivo, Thomas Chan Kui-Yuen, también fue condenado por soborno junto con Kwok, y también se descubrió que era director y propietario de Moricrown Limited, que es en parte propiedad de la Compañía Li Cheung Kong Investment Limited.

 

Siguientes artículos

RTP, Trolebús y Tren Ligero serán gratis a partir de mañana
Por

Los servidores con vehículos oficiales deberán compartir el auto con los ciudadanos que tomen una ruta afín.