Son muchos los rumores sobre el cáncer, y por lo mismo es muy importante que antes de repetirlos o dar consejos acerca de esta enfermedad estemos bien informados.

 

En varias ocasiones nos encontramos con explicaciones para las enfermedades que nos pueden sonar algo lógicas pero que probablemente no sean las correctas.

Con el cáncer es muy frecuente escuchar que “le dio por tal y tal cosa que hizo” o “el cáncer da por herencia” y algunas cosas así.

PUBLICIDAD

Es importante tener cuidado con estas afirmaciones, ya que la mayoría de las personas pueden creerlas y, en consecuencia, comienzan a creer que los tratamientos no funcionan o que ya nunca se va a quitar, o que los tratamientos alternativos son lo único que lo quita, o las limpias, etc.

Los “rumores” sobre esta enfermedad son tan frecuentes que se han hecho grandes estudios en el mundo para determinar cuáles son los más comunes, entre los cuales se encuentran: “Si te da cáncer, ya nunca te recuperas; situaciones como aguantarte emociones, te dan cáncer, el refresco de dieta, uso del microondas, alimentos quemados, uso de celular, carne roja; hay muchos efectos negativos del tratamiento; ya nunca volverás a ser el mismo después de una quimioterapia; todos los que tienen cáncer van a tener que pasar radioterapia y quimioterapia; el cáncer le da a una de cada X número de personas, tal cosa ( vitaminas, dietas) pueden evitar el cáncer, etc. (Journal of Health Communication 2012, 17:1099).

Es por eso que hay cosas que hay que aclarar:

De acuerdo con el Instituto Nacional del Cáncer (NIC) de EU, cáncer es el nombre que se da a un conjunto de enfermedades relacionadas. En todos los tipos de cáncer, algunas de las células del cuerpo empiezan a dividirse sin detenerse y se diseminan a los tejidos de alrededor.

Existen tumores benignos, en los cuales las células también se dividen pero no se diseminan a otros lugares del cuerpo; además, casi todos se pueden extraer y no ponen en peligro la vida del paciente. Los tumores malignos, por otro lado, pueden diseminarse, y además las células que los componen tienen anomalías y se dividen sin orden. Este tipo de tumores puede llegar a afectar la vida de quien lo padece. Cuando el cáncer se disemina se llama metástasis.

Las causas del cáncer son varias; sin embargo, lo que está comprobado es que es una alteración genética, es decir, que el ADN de las células se encuentra alterado de alguna manera y da las órdenes de dividirse y dividirse sin control. El que sea genético no quiere decir que sea necesariamente hereditario; a veces, estas alteraciones en las células pueden darse por factores ambientales, o por razones que aún se desconocen.

Existen factores de riesgo que sí se han ubicado como posibles causantes del cáncer. Pero es importante saber que no todos los factores causan todos los tipos de cáncer; hay algunos que “facilitan” el desarrollo de ciertos tipos. Sin embargo, en este apartado quisiera aclarar los rumores de algunas causas.

De acuerdo con el NIC:

  • Los edulcorantes (aspartame, sacarina, acesulfame, sucralosa) son seguros para consumo humano; no hay estudios que prueben que se relacionan con cáncer de ningún tipo.
  • El consumo continuo o abundante de alcohol sí puede aumentar el riesgo de ciertos tipos de cáncer como cavidad oral (excepto los labios), garganta, de laringe, esófago, hígado, mama, de colon y recto.
  • La obesidad se ha asociado con un mayor riesgo de los cánceres de esófago, de mama(después de la menopausia), de endometrio, de colon y de recto, de riñón, de páncreas, de tiroides, de vesícula biliar y posiblemente de otros tipos de cáncer.
  • El estrés psicológico se ha señalado como un causante del cáncer, pero no hay pruebas de que por sí solo cause cáncer, aunque el estrés psicológico que dura mucho tiempo pudiera afectar el estado general de salud de una persona y su capacidad para sobrellevar esta enfermedad.

En fin, estos rumores son algunos de los que se escuchan más frecuentemente. Claro que existen muchos más y todos los temas relacionados con el cáncer son muy extensos, pero es muy importante que antes de repetirlos o dar consejos a conocidos sobre esta enfermedad estemos muy bien informados. Si acudes con tu médico, él o ella te pueden orientar mejor sobre las realidades de esta enfermedad, para que así también podamos entenderla mejor, prevenirla y, en los casos posibles, curarla.

¡Hasta la próxima!

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @marsimar

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

La NBA llega a Cuba
Por

La liga realizará un campamento de desarrollo para jugadores y jugadoras de baloncesto en la isla, entre el 23 y el 26 d...

También te puede interesar