El Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) declaró un estado de emergencia eléctrica en la Península de Yucatán para que la Comisión Federal de Electricidad termine un oleoducto en Puerto Progreso que pretende llevar diésel  a la central eléctrica Mérida III.

Su director general, Alfonso Morcos Flores, explicó que la infraestructura va de Puerto Progreso le falta un tramo de 10 kilómetros para que pueda recibir el combustible por barco y pueda operar las 24 horas.

“Obviamente podían irse por la libre, hacer la obra y luego pedir perdón. No lo quisieron hacer, en cambio plantean una necesidad, como dice la nueva ley, de que el Cenace declare una emergencia para poder hacerlo, ahí surge el oficio emitido por el ingeniero”, detalló Morcos Flores.

Agregó que el oleoducto sigue sin terminarse debido a un permiso federal, además de que CFE deberá tomar medidas necesarias para que la filial CFEnergía termine la obra porque ella es quien suministra todos los combustibles.

El regulador energético cuenta con tres niveles que pueden declarar en la operación del Sistema Eléctrico Nacional: normal, alerta y emergencia, este último se emite cuando el problema es inminente. “Creo que deberíamos haber lanzado un estado de alerta, no de emergencia”, comentó su director general.

Además, dijo que ha habido una reducción en el el abasto de gas natural mediante el ducto Mayakán, que opera la francesa Engie, para que abastezca a las centrales Valladolid y Campeche.

El funcionario se refiere al oficio CENACE/DOPS/128/2019, con fecha del 17 de junio, donde declaró que la Península de Yucatán operará en estado de emergencia por la falta de 985 MegaWatts de generación eléctrica que garantizara el suministro eléctrico, firmado por el subdirector de operación, Luis Sergio Martínez Reyes.

Tras la difusión del oficio, y para calmar la situación que creó “casi una psicosis”, Cenace lanzó otro boletín el 19 de junio donde afirmó que existe suficiencia de suministro eléctrico para la demanda máxima de energía prevista en este verano.

Ante la pregunta de senadores por un posible “jalón de orejas” por parte de CFE que lo llevaron a emitir el segundo oficio, el director del Cenace respondió lo siguiente:

“Yo tomé la decisión para calmar las inquietudes, pero no hubo ninguna línea, ni la voy a admitir, prefiero renunciar antes que hacer eso”, declaró Morcos Flores.

Cenace es el órgano encargado de controlar el sistema eléctrico nacional, operar el mercado eléctrico mayorista y garantizar imparcialidad en el acceso a la red nacional de transmisión y redes generales de distribución.

 

Siguientes artículos

Sector automotriz confía en que ratificación de T-MEC fortalecerá competitividad
Por

El acuerdo provee un contexto de mayor estabilidad para la región, lo cual se traduce en mayor certeza jurídica para las...