A lo largo de su vida, el fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel, estuvo implicado en diversos escándalos de abuso sexual a menores. Esta vez la investigación Paradise Papers reveló que la organización tenia paraísos fiscales en Bermudas e Islas Vírgenes.

Fue 1994, cuando Maciel cumplía 50 años como sacerdote, el año en que todo tomó gran relevancia, ya que dos años antes ya habían comenzado a constituir empresas fantasmas en paraísos fiscales.

El 15 de noviembre de 1994, el Papa Juan Pablo II envió una carta al fundador de la congregación propietaria de instituciones como la Universidad Anáhuac felicitándolo por sus 50 años al servicio de la religión. Tras días después, Maciel estableció en Bermudas la sociedad International Volunteer Services.

La firma le serviría para para llevar los millonarios ingresos de sus organizaciones a un paraíso fiscal y no pagar impuestos. Esta cuenta fue creada en Citibank y a ella tenían acceso las personas de confianza Maciel, como rectores de universidades.

PUBLICIDAD

International Volunteer Services era parte de parte de un entramado más complejo creada por el despacho fiscal y legal Appleby.

Lee también: Paradise Papers revelan fraude en Pemex

El dinero circulaba libremente por esta estructura controlada en su totalidad por el padre Maciel ya que en 1994, cuando se creó este entramado, no existían leyes o acuerdos de intercambio fiscales entre nuestro país y Bermudas.

Esta conducta por parte del fundador de los Legionarios de Cristo tiene su antecedente en 1992 cuando constituyó The Society for Better Eduaction que, junto la creada en 1994, alimentaba un fondo fiduciario llamado Ecyph Limited, en las Islas Vírgenes.

Algunas de las personas de la confianza del sacerdote que tenían acceso a las cuentas son Luis Garza Medina, integrante de la acaudalada familia mexicana fundadora de Grupo Alfa; Álvaro Corcuera, quien sucedió a Maciel en la dirección general de la Legión; Evaristo Sada Derby, quien durante una década fue el secretario de la congregación, y Anthony Bannon, director de la Legión en Norteamérica.

Esta sociedad tenía su domicilio en Vía Aurelia 677, en Roma, donde está la Vicaría General de los legionarios

El entramado era tan complejo que cada cuenta tenía que tener por lo menos la firma de tres personas excepto las que manejaba el propio Maciel.

En dichas cuentas tenía acceso tres personas como Jesús Quirce Andrés, quien fungió como rector de la Universidad Anáhuac y ofició en 2012, y dos laicos, como Mario Olivieri Sangiacomo, miembro del equipo de directores de la Universidad Interamericana de Desarrollo (UNID) y de la Universidad Europea de Roma, y Javier Vargas Díez Barroso, exrector de la Universidad Anáhuac del Sur y actual director de la red de colegios Mano Amiga.

Tras la investigación se intentó contactar a los tres aliados de Maciel para preguntarles sobre este entramado, pero no hubo respuestas, más que Olivieri que agradeció la oportunidad de hablar con la prensa, pero no haría declaraciones.

Lee también: OCDE dice prácticas de Paradise Papers se están extinguiendo

Esta creación de sociedades fantasma coincide con la expansión y época de mayor crecimiento de las instituciones educativas por parte de la congregación. Como la creación de la Universidad Francisco de Vitoria en Madrid o más sucursales de la Universidad Anáhuac.

Fue en febrero de 2006 cuando se liquidó esta sociedad, meses antes de que Benedicto XVI obligara a Maciel a retirarse. Y en junio de 2013 International Volunteer Services desapareció.

Entre los otros entramados y sociedades que tenía la congregación en diversos países como Panamá, Isla de Jersey, Suiza, Luxemburgo, Holanda y Liechtenstein.

 

Siguientes artículos

Chevron abre su primera gasolinera a Baja California Sur
Por

La empresa energética abrió su primera gasolinera en el estado de Baja California Sur, siendo con esta nueva apertura, 7...