Reuters.- La paralización del Gobierno de Estados Unidos que comenzó el fin de semana es perturbadora para su economía, pero no representa una amenaza inmediata a su calificación crediticia “AAA” siempre que el país cumpla a tiempo con los pagos de su deuda, dijo el lunes la agencia Moody’s.

El cierre parcial de actividades del Gobierno estadounidense, el primero desde 2013, posiblemente hará que el límite de endeudamiento integre la próxima ronda de negociaciones sobre presupuesto en Washington, dijo en una nota la agencia de calificación.

Cientos de miles de trabajadores federales de Estados Unidos comenzaron a suspender operaciones el lunes y las agencias del Gobierno se mantenían cerradas, mientras el Senado buscaba reanudar el financiamiento, aunque sea temporalmente, mediante la resolución de una disputa sobre inmigración.

PUBLICIDAD
 

Siguientes artículos

informalidad-empleo
La subocupación aumenta en el país en diciembre
Por

El 63.1% de la población subocupada tiene un nivel educativo mayor al de secundaria, reportó el Inegi.