Millones de melómanos –aun sin saberlo– les debemos a esas parejas de compositores de rock muchos de los momentos y recuerdos más felices de nuestras vidas.

 

El otro día, mientras platicaba en el auto con mi hijo de siete años, me preguntó quién componía las canciones de Elton John, pues le encanta “Don’t go breaking my heart”, que aparece en los créditos finales de la película Chiken Little. Y de ahí me vino la idea de hablar un poco de algunas de las parejas de compositores del rock que han sido determinantes en mi vida, y muy probablemente en la vida de algunos de quienes leen estas líneas, aun sin saberlo.

Quizá la pareja que todos ubicamos con mayor facilidad sean John Lennon y Paul McCartney, a quienes millones de personas les deben muchos de los momentos y recuerdos más felices de sus vidas. Aunque hoy todos sabemos que realmente la pareja de compositores le ponían así a las canciones por una convención que el mismo Lennon estableció desde un principio. Hoy, cualquiera distingue perfectamente, sobre todo después del disco Help! (1965), cuáles canciones compuso Paul y cuáles John.

PUBLICIDAD

Una vez, platicando con mi amigo Enrique Escalona, me dijo una frase que tengo muy presente hasta la fecha: “Esos dos ni siquiera debieron ser amigos.” Probablemente tenga razón, aunque hacia el final de su vida, John dijo en una entrevista que Paul había sido realmente su único amigo. En fin, creo que en otra ocasión ahondaré en la amistad de estos dos chicos clasemedieros de Liverpool que por ahí han sido comparados con el mismo Mozart en cuanto impacto cultural y trascendencia de sus canciones.

No menos particular es el caso de los Glimmer Twins, seudónimo de dos entrañables amigos e iconos del rock; estoy hablando, por supuesto, de Mick Jagger y Keith Richards –que emulan un poco la fórmula Lennon/McCartney–, quienes, por decir lo menos, también nos han entregado un amplio y estupendo catálogo harto memorable. De los Stones me gustan casi todas. Y pienso que sin duda son la banda de rock en activo más importante de la historia.

Para finalizar del lado de Inglaterra quiero mencionar justamente a Elton John (cuyo nombre real es Reginald Kenneth Dwight) y Bernie Taupin, quienes en los setenta sorprendieron al mundo por la poesía de las letras de Taupin y los registros tan amplios de la música de Elton, que iban del rockabilly, pasando por el pop, hasta los claros orígenes de su formación en la música mal llamada clásica.

Y quiero terminar este recuento bajo el entendido de que por cuestiones de tiempo y para ser práctico he dejado de mencionar a infinidad de parejas creativas, como la no menos extraordinaria formada por Paul Simon y Art Garfunkel, incluidos en el Rock and Roll Hall of Fame, que le dieron al mundo una impresionante mezcla de folk y rock, y que a la fecha siguen deleitando a amantes de la melodía como un servidor. Por cierto, en la universidad hice un video musical con el tema “The sound of silence”, que me parece una de las mejores canciones de música popular de todo el siglo XX.

En fin, espero que este pequeño vistazo al mundo de la música, y la gente que la escribe, la compone y además la interpreta, haya sido interesante. ¡Hasta la próxima entrega, amigos melómanos!

 

Contacto:

Correo electrónico: [email protected]

Twitter: @GarciSalvatore

Facebook: Salvador García Alejandro

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Cofece acepta fusión de Scribe y Bio Pappel… con condiciones
Por

Las empresas ofrecieron no solicitar investigaciones por prácticas desleales de comercio internacional por importación d...