Por Andrés Bayona*

Cuando pensamos en la industria de medios, seguramente, lo primero que se nos viene a la mente son las grandes televisoras, noticieros, redes sociales y proveedores de contenido vía streaming. Ésta es clave para el éxito de las compañías y otras industrias, entre ellas la moda. Los medios tienen la capacidad de transformar productos en marcas y de crear necesidades que se manifiestan por múltiples audiencias. Desde los momentos de inspiración para crear colecciones hasta la generación de demanda para optimizar ventas, la industria de la moda no sería la misma sin los medios de comunicación.

Los programas de televisión y el cine son grandes fuentes de inspiración para diseñadores de moda. Los directores de vestuario tienen la oportunidad de experimentar, de crear algo totalmente disruptivo e inspirar a los grandes diseñadores de la alta costura para crear sus próximas colecciones y presentarlas en las pasarelas. Este proceso se puede apreciar en las grandes capitales de moda, en donde las vitrinas de las tiendas por departamento exhiben las colecciones inspiradas en películas como, por ejemplo, Saks Fifth Avenue con “Blanca Nieves y los 7 Enanos”, Bloomingdale’s con “The Greatest Showman”, y Brown Thomas con “It’s Showtime”.

Las diferentes marcas de moda generan diferente tipo de contenido, el cual, implementado correctamente, puede evocar diferentes sentimientos como sueños, felicidad, prosperidad y amor. El contenido comunica diferentes cosas en diferentes niveles. Por esta razón, es necesario crear estrategias de comunicación y de medios, asertivamente, para cumplir con los objetivos específicos de cada campaña, los cuales reflejen, positivamente, la reputación y el retorno de inversión.

Las redes sociales, especialmente Instagram y Facebook, han transformado la manera en la que la industria de la moda promueve sus productos, y la forma en la que la gente consume y compra cada uno de estos. El número de páginas web creadas en los últimos años sobrepasa el número de tiendas físicas que se han abierto. Gracias a las redes sociales, la regla de oro que antes garantizaba el éxito de un negocio, dependiendo de su ubicación estratégica, ha pasado a la historia. Los seguidores en Instagram, Pinterest, Facebook y Twitter validan la popularidad y legitimidad de un negocio en donde la decisión de promoción de estos individuos se basa no sólo en la estética de los productos sino en las prácticas corporativas de los negocios.

El trabajo de un fotógrafo, videógrafo y modelos se han vuelto altamente demandante, precisamente, por la necesidad de generar contenido novedoso para redes sociales. A diario, como mínimo, es clave publicar entre 3 y 5 imágenes o videos de promoción para llamar la atención de manera orgánica y, así, impulsar la decisión de compra con un solo clic. Mientras que en el pasado era obligatorio invertir miles de dólares en campañas de publicidad, ahora páginas web emergentes, pueden competir en un mercado libre sin importar su antigüedad, tamaño, o ubicación.

Una compañía pionera que hace uso de los diferentes medios de comunicación digitales es D. RIENZO – una plataforma internacional donde se promueven y comercializan productos de moda y accesorios de boutiques premium y de lujo a nivel global, principalmente de América Latina. Al usar una cuenta de redes sociales donde se promueven y venden los productos de las diferentes boutiques, se reúnen los seguidores de las diferentes marcas en un solo lugar, y estas boutiques pueden unir y aprovechar una audiencia específica con un interés común para aumentar las probabilidades de ventas. El uso de influenciadores específicos, que promueven no sólo la plataforma sino todas las marcas, crea una comunidad de seguidores que respalda la individualidad, sustentabilidad y el consumo inteligente.

Como se evidencia en los ejemplos anteriormente mencionados, la importancia de los medios en la industria de la moda tiene un gran impacto en los productos, la estética, el diseño y el negocio en general. En esa medida, las marcas deben crear un deseo aspiracional de la mano de los medios de comunicación en todos los momentos de la campaña: desde el awareness y el lanzamiento, hasta la venta final.

*Comunicador social y periodista de la Universidad de La Sabana.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

LinkedIn: Andrés Bayona

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Es hora de otro sistema económico: Yunus, el creador del crédito de 4 dólares
Por

El Nobel de la Paz, Muhammad Yunus, advierte a Forbes México que el tiempo se agota para rediseñar el modelo. De no hace...