Por Samantha Sharf

Jane Chen encuentra inspiración en un lugar sorprendente: las grandes catedrales de Europa. Esto resulta inusual porque Chen es CEO y cofundadora de Embrace Innovations, creadora de calentadores infantiles baratos y portátiles para incubar a bebés prematuros en los países en desarrollo.

Podría pensarse que los 200,000 bebés que ha ayudado a sobrevivir no podrían estar más lejos de esas grandes obras arquitectónicas. Sin embargo, lo que inspira a Chen de estos edificios es que su construcción tomó siglos. Las personas que empezaron a trabajar en ellas no vivieron para ver el resultado final, y a menudo tampoco lo hicieron sus hijos o nietos. No obstante sus constructores siguieron adelante porque las catedrales representan algo mucho más grande que ellos mismos.

Chen compartió esta sensación en la Cumbre de Mujeres Forbes en Nueva York como parte de una discusión sobre cómo la pasión lleva al éxito. “No importa si eres emprendedora o pasas tu vida aportando a una empresa, la pasión es una fuerza increíble, un combustible”, señaló Bodil Eriksson, directora de marketing de Volvo, resumiendo el sentimiento de grupo.

PUBLICIDAD

Chen y Eriksson compartieron el escenario con la reportera gráfica Lynsey Addario, que ganó un Premio Pulitzer por la cobertura de la guerra en Afganistán en 2009, y Christy Turlington, la súper modelo que en los últimos años se ha concentrado en la salud materna a través de su ONG Every Mother Counts. Greta Van Susteren, de Fox News, moderó el panel.

Estas mujeres mostraron que la pasión puede derivarse de muchos lugares. Las complicaciones durante el embarazo dieron a Turlington la determinación para ayudar a otras mujeres que no tienen acceso a la atención médica. Atestiguar y documentar atrocidades en todo el mundo empujaron a Addario a mostrarlas a los demás, a correr la voz. Y ser la única mujer en muchas salas de juntas llevó Eriksson a desarrollar un sentimiento de responsabilidad por otras mujeres.

Sin embargo, para cada uno de ellas el éxito luce diferente. Para Turlington, es ver a otros tener éxito. Para Eriksson, son los momentos en que su equipo hace clic y siente que está rodeada de las personas más inteligentes del mundo. Para Chen, es la construcción de un futuro mejor.

 

Siguientes artículos

¿Qué sigue ahora para Rousseff y Brasil?
Por

El voto para remover oficialmente a Dilma Rousseff como presidenta de Brasil parece un formalismo y el vicepresidente Te...