El debate de la absorción de los pasivos laborales debe ser una cuestión de una única vez, considera Itzel Meyenber, presidenta de la Comisión de Energía de Coparmex. El monto de este concepto alcanza 7% del PIB.

 

 

 

PUBLICIDAD

 

Los legisladores mexicanos y las autoridades fiscales deberán trabajar en un modelo para que los pasivos laborales de Petróleos Mexicanos tengan su origen en la renta petrolera y no otros ingresos de la federación, así lo consideró Itzel Meyenber, presidenta de la Comisión de Energía de Coparmex.

El 25 de julio, las Comisiones Unidas de Presupuesto y Cuenta Pública, y Energía de la Cámara de Diputados aprobaron un dictamen estable un régimen especial presupuestario y de deuda para las futuras empresas productivas del Estado (PEMEX y CFE).

Uno de los puntos de mayor controversia fue la redacción de un par de artículos transitorios donde se establece la posibilidad de que el gobierno opte por solventar los pasivos laborales de ambas empresas, convirtiendo un determinado porcentaje de los mismos en deuda pública.

Datos del Centro de Investigación para el Desarrollo A.C, (CIDAC),  señalan que, según el balance general de PEMEX al 31 de junio de 2014, el pasivo laboral se estimaba en 1.15 billones de pesos o 7% del PIB. Además, se calcula que en los próximos veinte años se jubilarán 20,000 trabajadores actualmente sindicalizados y, por ende, receptores de una jugosa serie de prestaciones por retiro.

“Los pasivos laborales de Pemex deben ser fondeados de la propia renta petrolera, nosotros como IP pensamos que México no se puede dar el lujo de estar rescatando empresas públicas. Hacemos un exhorto a las autoridades, a los legisladores para que realmente encuentren mecanismos para que los pasivos surjan de la misma renta petrolera”, señala Itzel Meyenber.

Por su parte, Rogelio López Velard, de Lopez-Velarde, Heftye y Soria explica que el mayor reto será encontrar un modelo efectivo de transferencias y que se realicen cambios al contrato colectivo de trabajo para disminuir la carga.

“Se trata de recursos federales el tema es cómo preveer las transferencias para que sea el gobierno federal el que las vaya a cubrir, pero la responsabilidad es  de Pemex, no es que sea ahora el gobierno federal el que vaya a responder por esas pensiones sigue existiendo en Pemex la obligación, es una obligación laboral, el punto es cómo se va a fondear a través del gobierno federal”, señaló.

En un comunicado, la Asociación Mexicana de Afores consideró que la iniciativa presentada por los legisladores de una reforma al régimen de pensiones para los trabajadores de nuevo ingreso de PEMEX y CFE bajo esquemas de cuentas individuales que permitan la portabilidad de derechos en el Sistema de Ahorro para el Retiro SAR, resulta positiva.

“La iniciativa, presentada por el legislativo y avalada por el Secretario de Hacienda, lograría en primer término el fortalecimiento del régimen de pensiones de los trabajadores de ambas empresas haciéndolo financieramente viable”, señaló la organización.

 

 

Siguientes artículos

EU abrirá centro de detención para madres y niños migrantes
Por

El centro, que estará ubicado al sudeste de San Antonio,  puede alojar hasta a 532 adultos y niños en un área de 12 hect...