“Brillaron por su ausencia”… Esa fue una de las sensaciones en algunas colonias de la Ciudad de México por estas horas ante la ‘desaparición’ de los scooters eléctricos de Grin, retirados del servicio ante el intenso robo de sus unidades.

El problema es eterno y hasta de educación. “Comprar robado, fomenta el robo” dice el saber popular, y es así que la oferta ha proliferado estos días con diversos anuncios en Facebook, donde los patines llegan a alcanzar un valor de 3,500 pesos, incluido su cargador ‘original’.

Cuando es más que un secreto a voces que las unidades, repintadas en su mayoría con un afán hasta burlón por despistar a una dispuesta autoridad policial, los robos han sido el motivo por el cual Grin ha dispuesto un freno en sus actividades en pos de coordinar esfuerzos con el gobierno, para acabar finalmente con esta práctica.

De acuerdo al diario Excelsior, la empresa dio a conocer que el fin de semana sacó a la calle unos 500 patines nuevos, de los cuales sólo el sábado les robaron 130. Se estima que de costar 10,000 pesos cada uno, la pérdida final sería de 1,300,000 pesos.

Así dieron cuenta de la noticia algunos usuarios de Facebook.

Captura de Facebook.

Lee también: Remesas bajan por primera vez en más de tres años

 

Siguientes artículos

Un vistazo dentro del mundo de Steve Aoki, el DJ de 30 mdd
Por

El músico y productor nominado al Grammy, oriundo de Miami, ha sido nombrado el cuarto DJ mejor pagado en 2019, con una...