Las sucursales físicas implican costos altísimos para los bancos, costos que se trasladan al usuario final. Paypal y Alipay no enfrentan ese problema. Bienvenidos a una nueva era de la banca.

 

Por Steve Bertoni

 

¿Quién necesita a los bancos? No hablo de la base de nuestro sistema financiero, sino de las sucursales físicas (de alto costo y bajo nivel de servicio) de las sucursales bancarias.

Actualmente los bancos son enormes bases de datos, depósitos digitales donde nuestros sueldos fluyen en forma electrónica y salen rápidamente para cubrir estados de cuenta de tarjetas de crédito y servicios públicos. En términos simples, los bancos son procesadores de pagos anticuados y costosos, especialmente desde que guardar dinero en una cuenta de ahorros entrega un interés de prácticamente cero. En cuanto a las cuentas de cheques ¿cuántos emites por mes? Los bancos que pagan más intereses sobre los ahorros son sólo bancos en línea (en Estados Unidos, GE Capital, ING Direct, Ally) que pueden darse el lujo de hacerlo sólo porque no tienen que operar sucursales.

Alguien digitalizará de verdad toda esa experiencia, y cuando lo haga, el producto se verá muy parecido a Alipay de China. Controlado por Jack Ma, y otros ejecutivos de Alibaba, la empresa similar a PayPal procesó 519,000 millones de dólares en pagos digitales en 2013 (Paypal procesa 180,000 millones dólares). Alipay ofrece mucho más que pagos fáciles de comercio electrónico. Un texto del Wall Street Journal describe cómo la plataforma de pago del Alibaba se está transformando en una herramienta todo en uno de la banca: caja de ahorros, servicio de envíos de dinero y casa de inversión. Lo más importante, todo se hace a través de dispositivos móviles. Carga efectivo a tu app de Alipay y podrás comprar cosas tanto en línea como en tiendas físicas, enviar dinero a amigos, hacer transacciones transfronterizas invertir en acciones y ganar un sano interés sobre el saldo (17 veces más alto que la tasa bancaria promedio). Alipay convierte tu iPhone en una navaja suiza financiera.

Este amplio servicio móvil no existe en EU ni en todo el continente, por lo menos no todavía. Y cuando lo haga, apuesto a que será a través de PayPal.

Cuando hablé con Elon Musk y David Sacks en febrero pasado, ellos pedían que PayPal se transformara en algo que se parece mucho a lo que Alipay hace hoy. Musk y Sacks predijeron que si PayPal se convertía en un banco en toda norma con el tiempo podría llegar a una capitalización de mercado por valor de 100,000 millones. “Si permites a PayPal perseguir su destino hay movimientos que podría hacer para convertirse en la compañía financiera más grande del mundo”, me dijo por teléfono Sacks, ex director de operaciones de PayPal.

Pero para lograr este destino, PayPal tiene que ofrecer todos los servicios de un banco: aceptar depósitos directos, ofrecer cuentas corrientes y, sobre todo, pagar intereses. Si eso sucediera podría combinar la simplicidad, seguridad y gran alcance de PayPal con una banca amigable y tasas de interés atractivas (ya que PayPal no tendrá que gastar dinero en sucursales físicas, podría ofrecer tipos de interés más altos que su competencia de acero y ladrillo.)

PayPal alguna vez pagó intereses competitivos por el dinero guardado en sus cuentas. Dejó de hacerlo hace unos pocos años. Ahora hay pocos incentivos para mantener dinero en efectivo en la cuenta, es mejor usarla para hacer pagos con una tarjeta Visa y cosechar los puntos de recompensa. Pero PayPal hace dinero cuando se tiene dinero en su cuenta (cobra a los vendedores alrededor del 3% del importe total de la transacción). Cuando fondeas tu cuenta de PayPal con una tarjeta de crédito, PayPal debe pagarle a Visa o Mastercard una gran mayoría de esa comisión, por eso se rumora que Square está en problemas. Pero cuando pagas con dinero en efectivo, PayPal se lleva ese 3%.

El nuevo presidente de PayPal, David Marcus, no está sentado, ha renovado el diseño de la aplicación móvil de PayPal, el área de servicio al cliente y está haciendo un gran esfuerzo para ofrecer crédito (Bill Me Later) y moviendo los pagos móviles hacia las tiendas físicas (PayPal Beacon). Será interesante ver si, y cómo, logra que PayPal se convierta en un negocio bancario. Si PayPal no hace la jugada, alguien más la hará.

 

Siguientes artículos

La ONU premia a Slim en Telecom
Por

El premio se entregó al empresario mexicano por su liderazgo y dedicación a la promoción de las TIC y de la conectividad...