Reuters.- El número de estadounidenses que presentaron nuevas solicitudes de subsidios por desempleo subió la semana pasada a un máximo de más de cuatro meses, pero la tendencia subyacente se mantuvo consistente con un mercado laboral más ajustado.

Los pedidos iniciales de beneficios estatales por desempleo subieron en 3,000, a una cifra desestacionalizada de 224,000, en la semana que terminó el 17 de noviembre, dijo el miércoles el Departamento del Trabajo.

Economistas consultados por Reuters proyectaban que el número bajara a 215,000 en la última semana.

La cifra de la semana pasada se revisó para mostrar 5,000 solicitudes recibidas más que la cifra reportada inicialmente.

PUBLICIDAD
 

Siguientes artículos

Así explica el FMI los aciertos y desaciertos de la economía mexicana
Por

A pesar de las dificultades la economía mexicana continúa en expansión, aunque hay algunos problemas que deben ser elimi...