El Departamento de Comercio dijo que los pedidos de bienes duraderos saltaron un 22.6% el mes pasado tras una revisión al alza de 2.7% en junio.

 

Reuters

WASHINGTON – Los pedidos de bienes duraderos fabricados en Estados Unidos anotaron en julio su mayor alza histórica gracias a la fuerte demanda internacional por aeronaves, pero la tendencia subyacente permaneció consistente con un ritmo estable de crecimiento económico.

PUBLICIDAD

El Departamento de Comercio dijo el martes que los pedidos de bienes duraderos, que son artículos que van desde tostadoras hasta aviones fabricados para durar tres años o más, saltaron un 22.6% el mes pasado tras una revisión al alza de 2.7% en junio.

El incremento de julio fue el mayor registrado y superó con creces las expectativas de los economistas de un avance del 7.5%.

Previamente se había informado que los pedidos de bienes duraderos de junio habían subido un 0.7%.

Los pedidos de transportes escalaron un 74.2%, el mayor incremento jamás visto, impulsados por un aumento de órdenes por aeronaves civiles, que saltaron un 318%, el mayor aumento desde enero del 2011.

Boeing reportó en su sitio web que había recibido 324 pedidos de aviones en julio, el triple de las órdenes de junio.

Muchos de los pedidos, incluyendo 150 aeronaves encargadas por la aerolínea Emirates, fueron por modelos caros, algunos de ellos aún en desarrollo.

Tomará al menos 10 años que el incremento resultante en la producción se refleje en el Producto Interno Bruto.

Los pedidos de automóviles subieron un 10.2%, una señal de la firmeza de la actividad manufacturera, después de caer un 1.3% en junio.

Excluyendo la volátil categoría de transportes, los pedidos de bienes duraderos bajaron un 0.8% luego de subir un 3.0% en junio.

Los pedidos de bienes de capital fuera del sector de defensa y excluyendo las aeronaves, un indicador vigilado de cerca sobre los planes de gastos de las empresas, bajaron un 0.5% el mes pasado.

Sin embargo, ese declive tuvo lugar tras un avance revisado al alza de un 5.4% en junio. Los llamados pedidos de bienes de capital subyacentes permanecieron consistentes con expectativas de un crecimiento económico sostenido en el tercer trimestre.

Previamente se había informado que los pedidos de bienes de capital subyacentes habían subido un 3.3% en junio.

Los envíos de bienes de capital subyacentes se incrementaron un 1.5% en julio. Ese dato es usado para calcular el gasto en equipamiento en la medición del Producto Interno Bruto (PIB) del Gobierno.

 

Siguientes artículos

Navegador y reproductor de Microsoft bajo investigación en China
Por

La Administración Estatal para la Industria y el Comercio sospecha que Microsoft no ha sido totalmente transparente con...