Los sobornos y la corrupción, cuyo valor es del 10% del Producto Interno Bruto (PIB), impactan más a las empresas y a la economía mexicana, que los problemas de violencia e inseguridad derivada del enfrentamiento entre grupos del crimen organizado.

“Daña más al país la corrupción que la violencia”, reconoce José Medina Mora, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) de Jalisco.

“Sabemos que cuando un funcionario del gobierno participa en un acto de corrupción también participa un empresario”, recuerda el también CEO de Compulsiones. Y en este sentido, agregó que si un servidor público participa también contribuye un ciudadano en el pago de sobornos para obtener un beneficio o sacar una ventaja.

Lee también: Violencia y corrupción limitan la calificación de México: Fitch

PUBLICIDAD

Para resolver la corrupción en México no “debemos señalar, sino actuar, tanto el gobierno, la iniciativa privada, la academia y la sociedad” para combatirla, expresó el hermano de Eduardo Medina Mora, ex procurador General de la República (PGR).

“El sector privado es parte esencial del problema (de corrupción) y debe ser parte activa necesariamente de la solución, independiente de las medidas que tome cada estado”, aseguró a su vez Luis Almagro Lemes, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA).

A las empresas les corresponde fortalecer o establecer mecanismos de control interno para detectar y erradicar la corrupción como “medio de acceder a concesiones del estado o para que se les adjudique la ejecución de obras públicas o la provisión de bienes y servicios a las entidades estatales”, expresó el representante del organismo internacional.

A nivel mundial, los actos de corrupción le cuestan a la economía internacional entre 1.5 y 2 billones de dólares anuales, lo que representa 2% del PIB, declaró durante su participación en el Foro Empresarial Anticorrupción, organizado por la Coparmex.

Te puede interesar: La inseguridad no afecta al turismo, la CNTE sí: Sectur

“No hay datos nacionales del daño que implica la corrupción, pero las estimaciones hablan de 10% del PIB, cuando a nivel global es cercano a 2%”, mencionó Gustavo de Hoyos Walther, presidente nacional del organismo patronal.

“Es mucho peor que en el caso mexicano sea cinco veces mayor, y no es casualidad que en aplicación del Estado de Derecho estemos en el lugar 80, lo que representa un rezago y un claro testimonio del problema en México”, advirtió el empresario.

“Todo es horrible y no debería existir la corrupción” en México, declaró Agustín Coppel, CEO de Coppel, una empresa dedicada a la venta de ropa y electrodomésticos en México y el resto de América Latina.

Pero “todos los actos de violencia son reprobables y no deberían de existir en México”, concluyó el empresario.

Lee: Inseguridad frena inversiones en Acapulco

 

Siguientes artículos

vips-nuevo
Vips permitirá mascotas y cuidará tu bicicleta
Por

Como parte de su evolución, Vips buscará ser parte de las comunidades donde se encuentra, por lo que adecuara algunos de...