El adeudo total con proveedores de Petróleos Mexicanos (Pemex) asciende a 55,000 millones de pesos (mdp), informó la empresa productiva en un comunicado.

El pago realizado a más de 2,900 proveedores y contratistas busca reactivar económicamente a los estados petroleros afectados —como Veracruz, Campeche y Tabasco— por el recorte presupuestal de 100,000 mdp hecho por Hacienda en febrero de este año.

“Como parte de los compromisos asumidos para hacer frente al pasivo con sus proveedores y contratistas, Petróleos Mexicanos ha pagado hasta el momento un total aproximado de 92,000 millones de pesos (mdp) y cuenta con la solvencia suficiente para cubrir los adeudos contraídos en 2015 durante los próximos meses”, añadió Pemex en el documento.

PUBLICIDAD

La petrolera mexicana dirigida por José Antonio González Anaya, comentó que se comprometió a hacer frente a los compromisos laborales y financieros de la empresa a pesar de los problemas de liquidez enfrentados ante la baja internacional del precio del petróleo desde septiembre de 2014, cuando la mezcla mexicana cotizaba por encima de los 90 dólares por barril y hoy cotiza en 38.65 dólares por unidad.

Para solventar sus problemas monetarios, Pemex obtuvo préstamos con la banca de desarrollo, además de la inyección líquida de recursos por parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

El crédito a Pemex representa 2% de la cartera de Bancomext, Banobras y Nafin. La banca de desarrollo prestará a Pemex la cantidad de 15,000 millones de pesos (mdp) para el pago de proveedores.

Los recursos obtenidos fueron comprometidos con la garantía de que Pemex los utilizaría para reducir y normalizar el pago a proveedores y contratistas, con base en el calendario de pagos acordado con los propios proveedores.

Pero ese crédito es negativo para los bancos, según la calificadora de riesgo Moody’s, pues aumentará sus ya altas exposiciones de incumplimiento  a la petrolera, y eleva la posibilidad de “un mayor deterioro de la calidad crediticia de Pemex”.

La estrategia inicial de la petrolera que dirige  consistió en priorizar los pagos a pequeñas y medianas empresas (Pymes) con adeudos de hasta 85 mdp cada uno, las cuales  representaban aproximadamente 90% del total de los proveedores con adeudos registrados durante 2015.

Pemex se encuentra trabajando con las grandes empresas para que esta normalización de pagos también se refleje en la liquidación de adeudos que éstas a su vez tienen con sus proveedores.

La empresa productiva dijo que próximamente  liquidará adeudos de contratos con proveedores y contratistas por un aproximado de 25,000 millones de pesos y adicionalmente cuenta con un importe aproximado a los 30,000 mdp que corresponde a adeudos cuyos trámites administrativos están pendientes.

 

Siguientes artículos

Latinos impulsan los bienes raíces en Miami
Por

El atractivo del destino se debe, entre otras cosas, a los menores costos para adquirir una propiedad en comparación con...