La petrolera cerró el año pasado con 145,741 empleados fijos, unos 11,735 menos que al cierre del año previo, según datos de la empresa obtenidos el jueves.

 

Reuters

PUBLICIDAD

La petrolera estatal mexicana Pemex analiza recortar más su nómina este año, luego de haberla podado 7.5% en 2015, ante la posibilidad de un nuevo ajuste del gasto debido al derrumbe de los precios internacionales del crudo, dijo el jueves una fuente de la empresa.

La petrolera cerró el año pasado con 145,741 empleados fijos, unos 11,735 menos que al cierre del año previo, según datos de la empresa obtenidos el jueves.

Una fuente del departamento de Recursos Humanos dijo que 80% del personal desincorporado fue jubilado y que la totalidad era de áreas no sustantivas y administrativas. La medida representó ahorros por unos 8,000 millones de pesos (436 millones de dólares).

Consultado sobre el tamaño del recorte de nómina previsto para 2016, la fuente dijo que aún está bajo consideración. Algunos medios lo han estimado en 30% del total de los empleados, y otros en el rango de 11,000 a 13,000 trabajadores.

“Estamos haciendo un trabajo de buscar las plantillas óptimas para que esto sea más eficiente ahora en este mercado de competencia, pero esa cifra todavía no la tenemos definida”, dijo la fuente, que habló bajo condición de anonimato.

Explicó que en primer lugar se está buscando hacer el gasto más eficiente en conceptos de servicios personales como tiempos extras, comisiones y viáticos, entre otros.

“Reducir personal no necesariamente disminuye el gasto porque también sacar personas cuesta (…). La solución para reducir gasto no es la separación de la plantilla, es la optimización de la operación (…) Hoy lo que tenemos que hacer es reducir el gasto”, dijo.

El año pasado, el Gobierno recortó el presupuesto de Pemex en 62,000 millones de pesos (3,379 millones de dólares) lo que provocó que se postergara la ejecución de grandes proyectos.

Se espera para 2016 un recorte adicional dado que el precio de la mezcla mexicana está muy por debajo del precio que el Gobierno calculó para este año, aunque aseguró ingresos presupuestarios con coberturas petroleras a 49 dólares.

“Pemex tiene que tener un ajuste (…) tiene que adaptarse a la realidad del mercado petrolero en el cual vive”, dijo la semana pasada el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, quien es parte del consejo de administración de la empresa.

Algunos analistas calculan que la firma puede ser objeto de un recorte en su plan de inversiones por unos 3,000 millones de dólares en 2016, lo que podría afectar su producción y llevarla a 2.0 millones de barriles por día (bpd), menos de los 2.27 millones de bpd promedio en 2015.

Videgaray dijo el miércoles que el Gobierno estudia inyectar fondos a la petrolera y liberarla del pago de impuestos que están limitando su capacidad de inversión.

Pemex reportó una pérdida neta equivalente a 9,920 millones de dólares al cierre del tercer trimestre de 2015, golpeada por la baja en los precios del crudo, una menor producción de petróleo, la depreciación del peso mexicano frente al dólar y una pesada carga fiscal.

 

Siguientes artículos

Pemex
Precio del crudo pega a la economía de cinco estados
Por

Campeche, Chiapas, Tabasco, Tamaulipas y Veracruz son los principales productores petroleros y ya se ven afectados por l...