Petróleos Mexicanos (Pemex) calificó como una medida severa la degradación de su nota a bono basura por parte de Fitch Ratings.

“No coincidimos técnicamente con los supuestos que sustentan la decisión de Fitch Ratings, especialmente porque se da en un contexto de reducción de cuatro niveles en un periodo de tan sólo cinco meses”, mencionó la empresa que dirige Octavio Romero Oropeza en un comunicado.

Este 6 de junio, la calificadora de riesgo crediticio modifición de largo plazo, para moneda local

y extranjera, de Petróleos Mexicanos de BBB- a BB+ ante el riesgo para las finanzas públicas por el apoyo del gobierno a la firma.

La compañía citó los resultados contra el robo de combustibles, estabilización en la producción de petróleo y por primera vez en casi diez años, no se ha utilizado la deuda para financiar proyectos de inversión de la empresa.

El gobierno de Andrés López Obrador canceló las rondas petroleras pendientes y suspendió las asociaciones de Pemex con empresas privadas.

La compañía enfrenta la deuda financiera más grande del sector petrolero por 106,500 milllones de dólares, al tiempo que su producción se ha estancado en 1.6 millones de barriles de crudo diarios.

Te recomendamos: 

Fitch degrada calificación de Pemex a ‘bono basura’

 

Siguientes artículos