La paraestatal recomendó a los usuarios revisar los combustibles que adquieren, debido a que estos deben provenir de las terminales de Pemex.

Petróleos Mexicanos (Pemex) combatirá el robo de combustible a través de una nueva estrategia, la cual está basada en transportar por ductos exclusivos gasolinas y diesel aún no terminados.

Estos combustibles que todavía no finalizan su proceso no pueden ser utilizados por  vehículos y plantas industriales, indicó la paraestatal.

Pemex explicó que la mezcla final de estos productos se llevará a cabo directamente en las terminales de almacenamiento de Pemex en el país, previo a su entrega a vehículos automotrices e industrias.

La paraestatal recomendó a los usuarios revisar los combustibles que adquieren, debido a que estos deben provenir de las terminales de Pemex. La entidad pidió no adquirir gasolina y diesel en instalaciones diferentes a las estaciones de servicio o distribuidores autorizados ya que al no estar concluido su proceso, pueden dañar a los motores.

“Estas acciones se llevan a cabo como parte de las medidas de combate al robo de combustibles. Petróleos Mexicanos refrenda el compromiso de mantener y  construir relaciones transparentes con la sociedad”, destacó.

 

Siguientes artículos

Impunidad en México: memoria comunicativa con Alzheimer
Por

Si se recurre a la memoria comunicativa, que en México parece tener síntomas graves de Alzheimer, se tiene un fundamento...