Petróleos Mexicanos (Pemex) contrató un crédito con la banca de desarrollo para pagar la mayor parte de la deuda que tiene con sus proveedores, dijo el director de la compañía, José Antonio González Anaya.

Esta solución para el problema de los proveedores se da después de que el directivo se reuniera ayer con el subsecretario de Industria y Comercio de la Secretaría de Economía, Rogelio Garza, así como con los presidentes del Consejo Coordinador Empresarial, Juan Pablo Castañón; de Coparmex, Gustavo de Hoyos; de Concamin, Manuel Herrera; de Canacintra, Enrique Guillén; de CMIC, Gustavo Arballo; de Concanaco Servytur, Enrique Solana, y de Cameintram, Juan Pablo Vega.

PUBLICIDAD

Las instituciones con las que Pemex contrató el crédito son Nacional Financiera (Nafin), el Banco Nacional de Obras y Servicios (Banobras) y Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext).

Pemex dijo en un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) que estos créditos servirán para “cubrir las facturas registradas ante Pemex por hasta 85 millones de pesos, lo que corresponde al pasivo que se tiene contraído con las pequeñas y medianas empresas, que son las que se encuentran en situación más vulnerable.”

Los recursos le servirán para pagar deuda contraída el año pasado con alrededor de 1,300 proveedores y contratistas, agregó la estatal.

Antes de que González Anaya asumiera la dirección de Pemex, el problema de Pemex con sus proveedores era una de las principales preocupaciones entre los empresarios y organismos patronales. Mientras estaba Emilio Lozoya al frente de Pemex, la estatal extendió un esquema de factoraje que los contratistas más urgidos de liquidez podían acudir, con el respectivo pago de intereses.

Pemex también amplió hasta 180 días los plazos de pago para proveedores.

Desde el Senado de la República, la perspectiva sobre el adeudo era diferente. El entonces presidente de la Comisión de Energía de la cámara alta y ahora director del Infonavit, David Penchyna, dijo a Forbes México en entrevista publicada el pasado 16 de enero que los proveedores debían adaptarse a la nueva realidad de Pemex.

“Ahora, Pemex ya opera como una empresa y tiene que operar como hace Shell o BP, y decirle a los proveedores: ‘no te puedo seguir pagando lo mismo’. Y si quieren cobrar ya, pueden ir a Nafin y pagar el costo financiero”.

 

Pago en “quizá” dos semanas

En su comparecencia ante la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados, José Antonio González explicó que “quizá en un par de semanas”, se podrán pagar hasta el 90% de los proveedores de la empresa productiva del Estado.

La deuda que Petróleos Mexicanos tiene con sus proveedores asciende a 158,371 millones de pesos (mdp), 36.3% más que en 2014.

Hasta febrero de 2016, se había reducido el adeudo en 20,000 mdp, dijo González Anaya el pasado 29 de febrero en conferencia de prensa tras presentar los resultados de Pemex en 2015, año en que perdió 521,000 millones de pesos.

Por otra parte, el director general de Pemex dijo ante diputados que las decisiones de recorte en presupuesto y proyectos de inversión son “por el bien de la empresa” y para mantener la sostenibilidad de sus negocios.

La semana pasada, el directivo dijo que con el recorte de 100,000 millones de pesos (mdp), la petrolera dejará de producir 100,000 barriles menos al día.

González Anaya resaltó en la comparecencia que el objetivo es estabilizar la producción de Pemex en medio de un entorno de precios bajos de petróleo y costos de producción más altos.

“La perspectiva es que los precios no van a caer mucho más. Esperamos que estos precios y tecnologías puedan estabilizar la plataforma de producción. Teníamos yacimientos muy grandes con mucha rentabilidad, pero ahora la geología nos va a complicar más las cosas.”

 

Siguientes artículos

TPP, con potencial para tu empresa
Por

¿Cómo pueden prepararse las empresas ante el TPP y beneficiarse del mismo? Te digo los 5 principales elementos que debes...