José Antonio González Anaya tiene algo qué presumir: ser el primer director de la empresa del Estado que registra una buena administración financiera. No oculta que la corrupción se encuentra en la estructura, pero presume que Pemex hoy empieza a concebirse como una verdadera empresa.

 

Siguientes artículos

Pantera, diseño e inspiración mexicana
Por

Pantera, la marca mexicana que diseña y produce artículos exclusivos de piel, apoya a artesanos nacionales desde hace tr...