Mientras Petróleos Mexicanos (Pemex) produce menos gasolina, obtiene más dinero con su venta en nuestro país.

Durante abril de 2017, la compañía que dirige José Antonio González Anaya produjo 325,000 barriles diarios en el cuarto mes del año, una caída de 14.2% frente al mismo periodo de 2016, cuando elaboró 379,000 barriles, de acuerdo con los últimos indicadores petroleros de la empresa productiva del estado.

Pero su venta interna de gasolinas contabilizó 34,827 millones de pesos (mdp), 37.8% más que en el cuarto mes del año pasado, cuando comercializó 25,264 mdp.

Y no es que esté vendiendo más litros: en abril de este año comercializó 769,000 barriles diarios, 5% menos frente a los 811,000 barriles en el mismo ciclo del año anterior.

Lee también: Costco abre su primera gasolinera en San Luis Potosí

Incluso sus importaciones de gasolinas disminuyeron casi 19% comparado con abril de 2016, cuando compró en el extranjero 453,000 barriles diarios.

Una de las razones que pueden explicar este resultado es la liberalización del precio del combustible en enero, proceso conocido, coloquialmente, como ‘gasolinazo’, que elevó en 20% los energéticos y ha sido el principal responsable de una inflación de 6% en mayo.  Hacienda también ha recortado los subsidios al combustible.

Estos datos aparecen mientras gigantes extranjeros como ExxonMobil, Shell y Texaco están por entrar al mercado de venta de gasolinas, y otros como BP, Hidrosina, Gulf, Costco, Petro-7 y Oxxo Gas ya lo hacen, aunque aún se la compran a Pemex.

Publicidad

Aunque Pemex pasa por un buen momento, después de romper una racha de casi cinco años con pérdidas, su producción de petróleo cayó 0.29% a 2.01 millones de barriles diarios.

 

 

 

Siguientes artículos

contaminacion-contingencia
Contingencia ambiental en la CDMX
Por

Con poderes públicos distraídos de su responsabilidad queda claro que acuerdos, para atender y buscar soluciones a probl...