El presupuesto de la empresa productiva del Estado para este año era de 547,560 mdp, el cual ya había sufrido un recorte previamente en la configuración del Presupuesto de Egresos 2016.

 

 

El secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray, anunció que el director de Petróleos Mexicanos (Pemex) propondrá un recorte de 100,000 millones de pesos a su presupuesto para este año, ante la caída de los precios del petróleo y la pesada deuda que enfrenta la compañía.

PUBLICIDAD

El presupuesto de la empresa productiva del Estado para este año era de 547,560 mdp, el cual ya había sufrido un recorte previamente en la configuración del Presupuesto de Egresos 2016.

Vdegaray Caso dijo en conferencia de prensa que el recién nombrado director de Pemex, José Antonio González Anaya, propuso un plan de ajuste de reducción de 100,000 mdp al ejercicio de 2016.

A finales de enero, el titular de las finanzas públicas del país dijo que el gobierno federal contemplaba una posible inyección de capital para la compañía petrolera del estado, siempre y cuando la empresa presentara un plan de ajuste.

Este ajuste forma parte de un nuevo recorte presupuestal del gobierno federal, que ya había ajustado el gasto público 135,000 millones de pesos para el ejercicio fiscal para este año.

Tomando en cuenta el recorte a Pemex, el ajuste adicional será de 132,000 millones de pesos para este año.

Los 32,000 millones de pesos restantes saldrán a partir de controles al gasto administrativo del gobierno federal, que incluirá los rubros de viáticos, gastos de alimentación y de telefonía en mandos superiores, dijo Videgaray.

El desglose del recorte presupuestal estará disponible en el sitio de internet transparenciapresupuestaria.gob.mx

Sobre un posible rescate financiero a Petróleos Mexicanos (Pemex), el funcionario se limitó a comentar que por ahora “no hay un plan de capitalización”.

Además, precisó que antes de tomar esta medida, se deberán tomar en cuenta varios factores, entre los que destacó que no se genere una descapitalización al gobierno federal.

“Una parte de los remanentes del Banco de México podría destinarse a disminuir los compromisos financieros de Pemex. Pero deberá darse de una manera que fortalezca su balance y no sólo una forma de financiar su gasto.”

Por su parte, Agustín Castens, destacó que en este momento la empresa petrolera experimenta una compleja situación, pero que puede representar una gran oportunidad para renovarse.

“Es un tiempo muy complejo para Pemex. Es una empresa solvente, enfrenta un problema de liquidez, pero es una empresa solvente.”

Con información de Nayeli Meza.

 

Siguientes artículos

banxico-Carstens
Banxico eleva tasa de interés a 3.75% en sesión extraordinaria
Por

El gobernador de Banxico explicó que la decisión de aumentar la tasa interbancaria llega en un entorno de volatilidad ec...