Petróleos Mexicanos (Pemex) salió ileso ante el virus cibernético Wannacry, que atacó a múltiples países y empresas del mundo desde el viernes 12 de mayo.

“Afortunadamente, por el momento, no hemos tenido un solo caso de infección por el ransomware Wannacry. Absolutamente nada”, reveló el director de corporativo de tecnologías de información de Pemex, Rodrigo Becerra Mizuno, en entrevista con Forbes México.

En 48 horas, nuestro país se convirtió en el más afectado de América Latina por el virus, y dejó atrás a la economía más grande de la región, Brasil, según la firma de software Kaspersky Lab. 200,000 computadoras ha sido infectadas en el mundo, y las pérdidas se estiman en 62,000 dólares hasta el momento, según Dmitry Bestuzhev, director de investigación y análisis.

Aquí la nota completa: México es el país más afectado por el virus WannaCry en América Latina

PUBLICIDAD

Pemex es una de las primeras empresas mexicanas en hablar sobre el programa malicioso.

Desde que llegó en septiembre de 2016, Becerra y su equipo se ha enfocado en robustecer la protección de ciberseguridad de la empresa productiva del estado. Reconoce que aún no alcanzan el lugar donde quisiera ver a Pemex, pero han activado procesos y acciones preventivas para proteger a la compañía que dirige José Antonio González Anaya. Los esfuerzos se han hecho para que los trabajadores aprendan a usar la información y que ellos mismos protejan a la compañía de los ataques.

“Puedes tener la mejor seguridad perimetral y antivirus, pero si un usuario  abre un link y el gusano accede a algo equivocado que se haya filtrado, la conducta interna de un usuario puede comprometer a la empresa”.

Por seguridad, el director corporativo declina precisar que plataformas y servicios usan, pero comenta que trabajan con gigantes tecnológicos con alcance internacional.

“Hemos quitado proveedores muy pequeños que no tienen el conocimiento y la experiencia. Encontramos muchos de esos cuando yo llegué”.

El músculo tecnológico es fundamental. Jugadores como Microsoft, si registran ataques en España, pueden pensar en una estrategia antes de que llegue a México, mientras que a un proveedor local le tomaría mucho tiempo resolver, ejemplifica el directivo.

 

“De ese tamaño son las asociaciones y contratos que tenemos para proteger la infraestructura de Pemex”.

 

Inversión en ciberseguridad

Del presupuesto que recibe esta dirección corporativa, 20% se invierte en ciberseguridad, una cantidad menor a la deseada, pues otras compañías desembolsan hasta 30%, pero la situación financiera de Pemex los ha orillado a “hacer más con menos”. Aún con el panorama de bajos precios del petróleo y recortes presupuestales, Becerra asegura que el gasto aumentó 100%.

“La información es poder. Con las rondas de campos, como el de Trión, mucho se basa en información. La prioridad es proteger las bases de datos. Si llegáramos a tener una penetración inadecuada que le diera una ventaja comparativa a algún competidor, no sería bueno para Pemex”.

El campo Trión es conocido como la “joya de la corona” petrolera en México, que requerirá una inversión de 11,000 millones de dólares y tiene un potencial de 480 millones de barriles de petróleo, según el gobierno mexicano.

 

 

Siguientes artículos

walmart
Walmart también se ‘salva’ de WannaCry en México
Por

México ocupa el primer sitio de los países con mayor afectación por el virus WannaCry en Latinoamérica.