La Secretaría de la Función Pública (SFP) suspendió a ocho trabajadores de Petróleos Mexicanos (Pemex), quienes presuntamente participaron en el robo de combustible.

La dependecia y la empresa productiva del Estado detectaron la presunta participación de varios trabajadores, asignados al sector ductos Minatitlán de Pemex Logística, detalló la compañía petrolera en un comunicado.

Estos servidores forman parte de una red organizada que, reiteradamente, manipulaba y alteraba  válvulas de seccionamiento San Octavio, del Poliducto Minatitlán–México, en Acayucan, Veracruz, para apoderarse ilegalmente de combustible.

Las tomas clandestinas de gasolinas rompieron récord durante 2017. El total de puntos de extracción creció a 10,363, 50% más comparadas con 2016. Al inicio del sexenio de Enrique Peña Nieto, las tomas ocultas contabilizaron 2,612.

PUBLICIDAD

Lee también: Los cinco estados con más tomas clandestinas de combustible

“Las investigaciones continúan con el propósito de deslindar responsabilidades y determinar el número total de servidores públicos implicados”, comentó la empresa que dirige Carlos Treviño.

El robo de combustible se ha convertido en uno de los principales dolores de cabeza del gobierno mexicano en materia económica y de seguridad, con golpes a los ingresos por 1,000 millones de dólares.

La suspensión es una medida cautelar que no prejuzga sobre las probables responsabilidades administrativas de los servidores públicos involucrados.

 

Siguientes artículos

Femsa busca reproducir el éxito de Oxxo en Chile
Por

La compañía mexicana trabaja en la conversión de sus tiendas Big John dentro del país sudamericano, 20 de las 51 sucursa...