Petróleos Mexicanos (Pemex) y Teléfonos de México (Telmex) enfrentan un riesgo alto de liquidez, ya sea con dinero en efectivo limitado para enfrentar sus próximos vencimiento de deuda, generar flujo considerable de efectivo negativo libre o falta de facilidades de crédito comprometido, indicó Moody´s en un reporte.

Otros corporativos mexicanos con riesgos de liquidez, de acuerdo con la calificadora, son la minera Frisco,  SixSigma y la productora de maíz Grupo Minsa.

“Existen muchos corporativos que no cuentan con líneas de crédito comprometidas y dependen de los bancos o del acceso al mercado para refinanciar su deuda”, comenta Sandra Beltrán, analista de Moody’s.

PUBLICIDAD

A mediados de abril, el gobierno federal dijo que inyectará a Pemex 73,500 millones de pesos (mdp), en medio de la crisis de liquidez por la que pasa la empresa productiva del Estado ante la crisis del petróleo.

Telmex, subsidiaria de América Móvil, propiedad del empresario Carlos Slim,  tenía alrededor de 64 millones en efectivo  a partir de diciembre de 2015, con 378 millones en deuda con vencimiento en 2016 y 67 millones en 2018. “Esperamos que Telmex generará suficiente dinero en efectivo para cubrir su gasto previsto capital a largo plazo, trabajando los pagos de capital e intereses, y que continuará AMX para refinanciar los vencimientos de deuda de Telmex en el nivel primario, según proceda”, dijo Moody’s.

Hasta abril de 2016, Telmex tenía calificación A3 con perspectiva negativa. Pemex posee evaluación crediticia Baa3 con perspectiva negativa.  La minera Frisco se mantiene estable con calificación B3. Minsa se ubica con perspectiva estable y calificación Ba3.

“Es común que las compañías mexicanas no tengan políticas explícitas para analizar y tomar decisiones con respecto a su riesgo de liquidez, comenta Sandra Beltrán,  analista de Moody’s”, añadió Beltrán.

Las empresas mexicanas a menudo carecen de políticas explícitas para el análisis y toma de decisiones sobre el riesgo de liquidez, según Moody’s, que aún observa empresas sin líneas de crédito comprometidas que dependen de los bancos o el acceso al mercado para refinanciarse.

Además, las prácticas de liquidez de los corporativos mexicanos en general todavía no son tan fuertes como la norma global, según el reporte titulado “Corporate Liquidity  Mexico; Liquidity Proves Resilient Even as Economic Environment Grows Tougher, de la calificadora.

“La mala gestión de la liquidez contribuyó a los últimos valores predeterminados de crédito de las empresas de ingeniería y construcción  ICA y Abengoa México”.

Por otra parte, la mayoría de las 27 empresas mexicanas que examinó la calificadora tienen riesgo de liquidez media o baja, esto quiere decir que deben ser capaces de cubrir su deuda, vencimientos actuales de deuda a largo plazo, gastos operativos y gastos corrientes de capital a corto plazo hasta el 2017 con el efectivo en caja, flujo de caja libre y facilidades bancarias comprometidas disponibles.

“81% de las empresas que revisamos con riesgo de liquidez media o baja hoy en día ha cambiado muy poco desde el 78% a partir de nuestra última revisión anual de mayo de 2015, pero todavía por debajo de 88% en 2014, un signo de una forma más difíciles de capital-mercados económicos y ambiente”, dijo Moody’s.

 

 

Siguientes artículos

aicm
Cofece halla prácticas monopólicas en taxis del AICM
Por

El ente antimonopolios del país inició la investigación en este mercado el 3 de julio de 2014 y emitió un oficio de prob...