Petróleos Mexicanos (Pemex) comenzó a recuperar el aliento después de cuatro años con pérdidas, que se remontan al cuatro trimestre de 2012.

La empresa que dirige José Antonio González Anaya reportó una ganancia de 87,000 millones de pesos (mdp) en el primer trimestre, de acuerdo con su primer reporte de resultados financieros del año.

Pemex atribuye esta mejoría a la apreciación del peso frente al dólar, un beneficio por la recuperación del precio del crudo a través de impuestos y derechos, así como una baja en los costos de derivados financieros ante la caída del dólar ante las monedas en que Pemex tiene sus deudas.

Su flujo operativo (EBITDA) aumentó 58.6% a 138,200 millones.

Las ventas totales de la petrolera mexicana crecieron 54.9%, impulsadas por el gasolinazo y el repunte en las ventas de exportación ante la recuperación del precio de petróleo.

Su deuda neta al primer trimestre del año creció 4% a 1.81 billones de pesos desde 1.74 billones en el mismo ciclo del año pasado.

La producción de crudo cayó 9.5% a 2.01 millones de barriles diarios, desde los 2.23 millones que generaba entre enero y marzo de 2016. Al interior de esta caída, 22% se debe a una menor producción de crudo superligero ante la baja natural de los campos petroleros. Pemex generó 15.6% menos de gas natural.

El índice de frecuencia de accidentes subió 20.9% comparado con el mismo periodo de 2016. con cinco incidentes en lo que va del año.

 

Siguientes artículos

Emprendedores de Guatemala buscan oportunidades en Canadá
Por

6 Mipymes guatemaltecas tendrán su stand en la feria de alimentos SIAL.