El gobierno de Enrique Peña Nieto continúa incrementando de la deuda, a pesar de que en el primer cuatrimestre del año hizo un recorte de 50,000 millones de pesos a los proyectos de infraestructura, informó el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

“El gasto muestra una reducción de 3.3% en el primer cuatrimestre del año, explicado sobre todo por el fuerte recorte en inversión física de casi 50,000 millones de pesos”, señaló Juan Pablo Castañón, presidente del CCE.

Por inversión física “nos referimos” a infraestructura y obra pública, aclaró el empresario durante la presentación del balance y los retos de la economía mexicana.

“A pesar de la reducción en la inversión pública durante varios años, se ha incurrido en déficit”, advirtió.

PUBLICIDAD

En 2016, el déficit se mantendrá, lo que implica que la deuda seguirá creciendo, afirmó el representante de la cúpula empresarial mexicana.

“Los renglones de pensiones, subsidios y costo financiero suben de manera importante”, alertó.

Castañón agregó que la reducción del gasto debería darse en subsidios que no generan crecimiento, pero se ha concentrado en la inversión física y eso tiene costos muy altos para la economía mexicana.

“Los recortes al gasto en infraestructura no dinamizan a la economía; no complementa ni induce a la inversión privada, ni genera empleos permanentes, pero si detiene la productividad y la competitividad”, concluyó.

 

Siguientes artículos

IFT prohíbe a IZZI y Megacable ofrecer triple play en Edomex
Por

La institución ya había sancionado a las dos firmas en febrero de 2014 y diciembre de 2015 por la realización prácticas...