El presidente Enrique Peña Nieto resaltó que los estudiantes mexicanos no destacan entre los principales países en materia educativa de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), lo que marca un desafío para seguir mejorando la educación en el país.

“Los estudiantes mexicanos se han educado de manera consistente y constante, en los rangos más bajos entre los países de la OCDE, que es ese ‘club’ de países de mayor desarrollo que hay en el mundo de los que forma parte México; sin embargo, no ocupamos un lugar que realmente acredite, que en materia educativa, tenemos un avance mayor”, dijo durante su participación en Palacio Nacional de la presentación del Modelo Educativo para la Educación Obligatoria.

“Si no nos ocupamos desde ahora a que tengan las herramientas y la preparación que les permite asumir los retos de hoy y de mañana, realmente vamos a rezagarnos, a quedarnos muy atrás del avance que el mundo eventualmente esté observando”, mencionó.

Reconoció que a pesar de los avances a finales del siglo pasado, el sistema educativo del país ya estaba agotado en muchos aspectos, enfrentando desafíos y rezagos que necesitaban ser atendidos; y que “no haber impulsado la transformación educativa, hubiera sido irresponsable, vergonzoso e inmoral”.

PUBLICIDAD

Lee: Educación, clave para que los mexicanos salgan de la pobreza

Peña Nieto encabezó la presentación del nuevo Modelo Educativo para la Educación Obligatoria, el cual fue llevado en diciembre de 2012 ante el Congreso de la Unión y cuya reforma fue aprobada en 2013 por la mayoría de las legislaturas estatales.

Algunos objetivos del nuevo modelo educativo son:

  1. Actualizar los planes de estudio, con el objetivo de implementar el idioma inglés dentro de las prácticas educativas como una materia oblogatoria.
  2. Incorporar el desarrollo socioemocional de los estudiantes.
  3. Infraestructura digna, plantillas de maestros completos, y autonomía.
  4. Nuevos enfoques pedagógicos.
  5. Planteles con recursos propios, con posibilidad de gestionar y asumir las decisiones que corresponda a cada plantel educativo.

Asimismo, el presidente hizo un llamado a maestras y maestros -a los que consideró “los actores más relevantes para lograr la transformación educativa de México”-, quienes tienen el trabajo y responsabilidad de educar, guiar e inspirar a los jóvenes y a formar “ciudadanos libres, comprometidos y participativos, a partir de los nuevos contenidos pedagógicos”.

Lee también: 3 mexicanos que cambian al país después de estudiar en Reino Unido

Enfatizó que el personal docente tendrá nuevos retos, los cuales no enfrentarán solos y que las autoridades educativas están para prepararlos y apoyarlos en su desarrollo profesional.

En la presentación estuvieron el secretario de Educación, Aurelio Nuño, así como integrantes del Congreso de la Unión, empresarios, investigadores y alumnos de nivel educativo básico.

Durante su participación en este evento, el secretario de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño, destacó el valor de la reforma que se llevó en la materia y que hoy permiten modernizar el modelo con el que se educará a los niños y niñas para enfrentar al futuro con una educación de calidad.

Asimismo, destacó el valor de que este modelo no esté condicionado a ningún elemento político y que marca “una ruta muy clara de lo que tenemos que modificar”.

“El modelo educativo no acepta condiciones porque estamos hablando del futuro de lo que más queremos: México”, destacó el secretario federal.

Asimismo destacó los cinco ejes sobre los que se realizará este modelo educativo:

a) Las escuelas. El modelo reconoce a los planteles como el espacio en donde deben concentrarse los esfuerzos de todos los componentes que integran el sistema educativo, porque es en este espacio donde están los estudiantes y se realiza el proceso educativo. Por ello que ponga a la escuela al centro del sistema educativo y busque darle mayor autonomía de gestión a través de las decisiones que tomen los Consejos Escolares.

b) Los contenidos educativos, cuyos puntos están en la Propuesta Curricular.

c) Construcción de un sistema de desarrollo profesional basado en el mérito. Es decir, vinculado en una formación inicial fortalecida tanto en las escuelas normales como en las universidades, y con procesos de evaluación que permitan ofrecer formación continua para los docentes, basada en sus necesidades.

d) Inclusión y equidad. Cada uno de los componentes debe apegarse a estos principios, desde la infraestructura y el equipamiento, hasta el currículo y los materiales educativos.

Se da prioridad al acceso y a la permanencia en el sistema educativo, de quienes se encuentran en situaciones de desventaja, particularmente en escuelas indígenas, multigrado y aquellas con mayores carencias.

e) Gobernanza del sistema educativo. Donde las autoridades, padres de familia, sindicato, sociedad civil y el poder legislativo se coordinen para lograr una gestión y resultados eficientes y eficaces, que es lo que requieren y demandan alumnos y maestros.

 

Siguientes artículos

Starbucks desarrolla centro cafetalero en Costa Rica
Por

El centro permitirá a los visitantes de todo el mundo obtener, de primera mano, un entendimiento más amplio sobre el tra...