Notimex.- El comercio en pequeño de la Ciudad de México espera ventas por Día de Reyes de alrededor de 2,603 millones de pesos, 4.0% superiores a las del mismo periodo de 2018.

La Cámara de Comercio Servicios y Turismo en Pequeño (Canacope) de la Ciudad de México atribuyó tal incremento a factores como el dólar y ajustes inflacionarios influenciados por aumento en combustibles y servicios como la luz, aumento de alimentos y otros que trasladan costos y generan ajustes a los precios de los artículos y servicios de la temporada.

En un comunicado, la presidenta del organismo comercial, Ada Irma Cruz Davalillo, puntualizó que los comercios del sector micro, pequeña y mediana empresa legalmente establecidos en la Ciudad de México, relacionados a la fecha comercial del Día de Reyes, son lo que más ventas registran en dicha fecha.

Detalló que se trata de jugueterías, dulcerías, venta de montables y bicicletas, papelerías, aparatos electrónicos, venta de celulares y accesorios, tienda de regalos, venta de ropa para niñas y niños, zapaterías, tiendas de artículos deportivos.

Asimismo, venta de instrumentos musicales, cines y venta de comida rápida, postres, repostería y antojitos, panaderías, pastelerías, venta de materias primas entre otros giros.

Empero, la dirigente del comercio en pequeño de la capital advirtió a los Reyes Magos que la presencia del comercio informal en la temporada no solamente es tóxica en el tema de las ventas, sino que existe alto riesgo de afectar la salud de los menores que tienen contacto con los juguetes que se comercializan en dichos canales.

Sostuvo que dichos productos, en su gran mayoría, no son originales o son importados por canales no legales, como el contrabando, por lo que no cumplen con los requerimientos y normas oficiales que establecen estándares en los tipos de juguetes, tamaños y materiales que los componen, y algunos pueden ser tóxicos y comprometer la salud de los pequeños.

Frente a esto, dijo que Canacope recomienda a los Reyes Magos adquirir juguetes en establecimientos legalmente establecidos, donde se cuenta con el respaldo de un negocio formal que puede ser inspeccionado y sancionado por las autoridades en caso de incurrir en alguna situación que afecte al consumidor.

Asimismo, adquirir productos de marcas reconocidas y que puedan ser contactadas dentro del país; revisar las etiquetas de los productos, con especial atención en los componentes de los juguetes, materiales y pinturas de acabado, evitando componentes tóxicos como plomo, PVC, bisfenol A, entre otros.

De igual forma, atender las recomendaciones de uso de los productos y no usarlos en situaciones o condiciones diferentes para las que fueron diseñados; atender las recomendaciones de rango de edad para usar el juguete.

También, revisar que el juguete no esté dañado, en sus materiales y empaque; no dejarse llevar por la emoción del momento y adquirir juguetes de dudosa procedencia y calidad, solamente para cumplir con la expectativa de los niños y preferir productos nacionales, ya que estos atienden los estándares de calidad necesarios.

 

Siguientes artículos

Chinos prefieren celulares usados a un iPhone por desaceleración económica
Por

Apple ha estado perdiendo terreno desde hace tiempo ante fabricantes locales de dispositivos de alta gama y menores prec...