La Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño (Canacope) Ciudad de México informó que durante las vacaciones de Semana Santa y Pascua se espera una derrama económica de cinco mil 678 millones de pesos, 4.0% más que en el mismo periodo de 2017.

Lo anterior, señaló, no es atribuible a un mayor consumo, sino a ajustes de precios por variaciones de los combustibles y la inflación, de acuerdo con la presentación de perspectivas comerciales y tendencias de consumo para las vacaciones de primavera, que comprenden la Semana Santa y de Pascua, que este año serán del 25 de marzo al 8 de abril.

Lee también Turismo sufre su peor caída trimestral desde 2009

En un comunicado, el organismo indicó que el presupuesto referido para salir un par de días en pareja a algún destino turístico fuera de la ciudad o en la playa será de tres mil 268 pesos promedio básico, y para pasear por la Ciudad de México será de 900 pesos mínimo.

PUBLICIDAD

Según los resultados del estudio, para 48% de los encuestados, las vacaciones de primavera son más una celebración religiosa, 25% lo considera fecha comercial, 15% vacacional y sólo 12% lo considera fechas normales.

Asimismo, 27% acudirá a alguna celebración religiosa relacionada con la Semana Santa, mientras 67% realizará otro tipo de actividades como pasear por la ciudad, descansar en casa, hacer reparaciones o trabajar, y el 6.0% restante no hará nada por falta de dinero.

En cuanto a las vacaciones, 66% tiene considerado realizar algún tipo de actividad vacacional o recreativa en Semana Santa y Pascua, solo 34% no sale, pues lo toma como una fecha normal o se queda en casa a descansar. Los días en los que el mayor número de capitalinos descansará o tomará de asueto y en consecuencia la actividad comercial cotidiana no relacionada a los servicios turísticos o de esparcimiento tendrán menor actividad, serán el jueves y viernes santos, así como el llamado sábado de gloria y el domingo de pascua.

Durante la temporada vacacional, para movilizarse en la ciudad, los mexicanos usarán servicios de taxi y de auto privado como Uber, Cabify y otros similares. Por otro lado, la Semana Santa en la Ciudad de México representa una disminución de las actividades, guiadas por las vacaciones escolares y que en muchos centros de trabajo y dependencias públicas la semana del 26 al 30 de marzo las actividades disminuyen hasta 70% en promedio.

 

Siguientes artículos

Grandes bancos ganan más con los metales que con el petróleo
Por

Los ingresos por transacciones con metales fueron mejores gracias a entradas estables por el almacenamiento del oro y de...